Viernes, 31 agosto 2001 Año II. Edición 182 IMAGENES PORTADA
Economía
Otra visión cubana del ALCA

El Gobierno de Fidel Castro se opone a un área de libre comercio que integrará y desarrollará todavía más ambas Américas
por DIMAS CASTELLANOS Parte 2 / 2

Arnaldo Ramos comenzó afirmando que ante la integración hemisférica no hay opciones. Es una necesidad de la época para países grandes y pequeños, desarrollados y periféricos. Es erróneo pensar en una integración exclusiva entre países pequeños o subdesarrollados para enfrentar a los países desarrollados. La integración de la región va a tener lugar de todas formas y ya se está produciendo, por esa razón la mejor opción es participar desde el primer momento y no dilatar la entrada a ese acuerdo.

El argumento del plebiscito –explicó en otra parte de su intervención– es falso. Cuba se integró al Consejo de Ayuda Mutua Económica en 1972 sin consultar a nadie; sin embargo, a diferencia del CAME, el ALCA ofrece ventajas considerables. Las Américas constituyen un área de gran futuro donde Cuba tiene su mercado natural: Estados Unidos, el país más desarrollado del mundo, o México, convertido, con 100 millones de habitantes, en la octava economía exportadora del mundo; en el Sur, países como Argentina y Brasil, que constituyen mercados importantes.

Para Arnaldo la Declaración de Québec, firmada unánimemente por los 33 jefes de Estados, no se puede calificar de anexionismo como se trata de hacer ver. El contenido de esa declaración de principios es inobjetable y por eso, incluyendo a Venezuela, todos los mandatarios la firmaron.

El debate puso en evidencia algunos factores que requieren ser transformados para la participación cubana: ausencia de acceso a Internet; ideologización del tema; persistencia del esquema sobre el rol de los Estados Unidos desde un plano histórico envejecido; inexistencia de libre comercio al interior del país; desconocimiento de los derechos humanos y de los valores y prácticas de la democracia y la concepción patrimonialista del Estado. Hay que buscar compatibilidad sobre la base de la democracia, las libertades fundamentales, los derechos humanos y un Gobierno eficiente.

A criterio de los presentes, se debe luchar para que Cuba se integre. Su ausencia no va a impedir la globalización, mientras su presencia traerá beneficios. Los riesgos hay que correrlos, en definitiva hoy tenemos todas las dificultades posibles por el agotamiento del modelo cubano.

Finalmente, se destacó el Plan de Conectividad de las Américas a través de Internet, donde se pueden beneficiar, desde ya directamente, ministerios, instituciones y asociaciones civiles. La conectividad permite, por ejemplo, relaciones directas para prestar servicios mutuos o intercambiar información.

Enfrentarse al ALCA, por los riesgos que pueda representar –expresó uno de los presentes–, es lo mismo que suspender los ferrocarriles porque producen accidentes.

Salto a cont. Volver: Inicio »
1   Inicio
2   Arnaldo Ramos...

Imprimir Imprimir Enviar Enviar

En esta sección

Cuba hacia el capitalismo de Estado
BALTASAR MARTíN
Una vocación democrática inesperada
OSCAR ESPINOSA CHEPE
Variedades de 23 y 10
DIMAS CASTELLANOS
Soy médico, pero quisiera trabajar de taxista
OSCAR ESPINOSA CHEPE
Puerta de salida a la crisis
JOSé HIDALGO-GATO SáNCHEZ, ICEI
¿Desaparecen las vacas por arte de magia?
OSCAR ESPINOSA CHEPE
NOTICIERO
SOCIEDAD
ECONOMÍA
CULTURA
INTERNACIONAL
DEPORTE
MÚSICA
OPINIÓN
DESDE...
ENLACES
Chat
COLUMNISTAS
Cartas
BUSCADOR
Galeria
Galería
EDICIONES
» Actual
« Anterior
» Siguiente
Seleccionar
D:  
M:  
A:  
   
Animales
 
 
PORTADA ACTUAL NOSOTROS CONTACTO DERECHOS SUBIR
 
© 1996-2003 Asoc. Encuentro de la Cultura Cubana.