Viernes, 03 agosto 2001 Año II. Edición 175 IMAGENES PORTADA
Economía
Esperando la guagua

En cifras, el verano y las dificultades de transportación
por OSCAR ESPINOSA CHEPE Parte 2 / 2

A su vez, el parque de vehículos se ha reducido drásticamente. Si en 1990 el promedio de ómnibus existentes para el transporte estatal de pasajeros era de 15864, en 1999 sólo llegaba a 5919, funcionando con grandes restricciones de combustible, acumuladores, neumáticos y piezas de repuesto en general. Esta situación está presente también en otros tipos de equipos automotores y en el transporte ferroviario.

La solución que se ha buscado para paliar la crisis ha sido la utilización de bicicletas a gran escala, la compra de vehículos de segunda mano; también se han recibido equipos donados y por lo regular ya usados. Ómnibus utilizados por varios años en el turismo y con un alto grado de desgaste, se emplean en la transportación interprovincial.

En los últimos tiempos, se ha comenzado a ensamblar ómnibus en una planta cercana a la ciudad de La Habana, pero dando prioridad a los destinados al turismo. En el 2000, en esta planta se produjeron 224 unidades, de las cuales 212 se destinaron a ese fin, según lo informado por la prensa.

El parque existente, compuesto por unidades con muchos años de explotación, tiene adicionalmente que prestar servicios en condiciones muy difíciles, al transitar por vías en pésimo estado, sobrecargado de pasajeros, sin el mínimo mantenimiento y carente de suministro de componentes y piezas de repuesto.

El transporte escolar, por ejemplo, está compuesto por equipos construidos sobre chasis de camiones soviéticos; tiene más de 15 años de explotación, como reconoció el propio Ministro en la citada entrevista, y ahora está siendo utilizado en incesantes movilizaciones políticas que aceleran el término de su vida útil.

En estas complejas condiciones, sólo el transporte privado ha podido aliviar la situación. Son viejos autos y camiones, la inmensa mayoría de los años 50 o más antiguos, que a su vez han mostrado un evidente ejemplo de lo que significa la iniciativa y el poder creador de los cubanos, pues sin piezas de repuesto ni recursos se ha puesto a funcionar vehículos que en otras partes del mundo sólo pueden verse en museos.

Para resolver la crisis del transporte en Cuba se necesitarán grandes inversiones, y de acuerdo con las posibilidades económicas, el país carece de opciones para poder enfrentar esa tarea. El parque existente, inmerso en un continuado proceso de descapitalización, irá colapsando incesantemente, por lo que las dificultades afrontadas por los ciudadanos podrían verse agravadas en un futuro próximo.

Salto a cont. Volver: Inicio »
1   Inicio
2   A su vez...

Imprimir Imprimir Enviar Enviar

En esta sección

¿Desaparecen las vacas por arte de magia?
OEC
Industria sin humo, locomotora sin energía (II)
LEONARDO CALVO CáRDENAS
Industria sin humo, locomotora sin energía
LCC
La cara oculta de un movimiento
ARNALDO R. LAUZURIQUE Y MARTHA BEATRIZ ROQUE, ICEI
¿Consenso con imposición?
DIMAS CASTELLANOS
El bloqueo que no cesa
MARTHA BEATRIZ ROQUE
NOTICIERO
SOCIEDAD
ECONOMÍA
CULTURA
INTERNACIONAL
DEPORTE
MÚSICA
OPINIÓN
DESDE...
ENLACES
Chat
COLUMNISTAS
Cartas
BUSCADOR
Galeria
Galería
EDICIONES
» Actual
« Anterior
» Siguiente
Seleccionar
D:  
M:  
A:  
   
Ubre Blanca
 
 
PORTADA ACTUAL NOSOTROS CONTACTO DERECHOS SUBIR
 
© 1996-2003 Asoc. Encuentro de la Cultura Cubana.