Lunes, 03 septiembre 2001 Año II. Edición 183 IMAGENES PORTADA
Deporte
Una pasión extinguida

Tras la marcha de sus principales estrellas, el baloncesto cubano ha tocado fondo
por IVáN GARCíA Parte 2 / 2

Calderón tuvo aciertos. Creo una Liga Superior que después del béisbol fue el mayor espectáculo deportivo en Cuba. Hombres de talento como Lázaro Borrell, considerado por muchos como el mejor de todos los tiempos en la Isla, Andrés Gibert y Richard Matienzo, descollaron como grandes jugadores. Cosa rara en Cuba: medían entre 2,05 y 2,08 y a pesar de ello se movían rápido, driblaban bien, tiraban de tres puntos y lograban una buena cantidad de rebotes por partido.

A este trío de buenos pivots seguían dos escoltas excelentes: Ángel Caballero y Juan Leopoldo Vázquez. Defensas organizadores de calidad como Rabdel Echeverría y el virtuoso Roberto Carlos Herrera. Se armó un conjunto que volvió a ocupar plazas cimeras en el área del Caribe, donde se juega un basket de nivel y Cuba podía luchar por los tres primeros puestos en el continente.

Pero comenzó la desvandada. Las inició Andrés Gibert, en 1993, el primer cubano que jugara en la NBA. Luego se abrió el grifo. Entre 1994 y 1999, mientras competían en el exterior, 9 jugadores pidieron asilo. Entre ellos los mejores. El pivot Matienzo desertó en el mundial de 1994 en Canadá. En el preolímpico de 1998 en Puerto Rico, tres estrellas dijeron adiós a su equipo: Borrell, Ángel Caballero y Roberto Carlos.

Quedamos huérfanos y en pañales en el basket. El bajón se notó al instante. Las Ligas Superiores no arrastran público. El juego es chato y de poca calidad. No le ganamos a nadie, ni siquiera en el área centroamericana. En el último torneo del Caribe sólo vencimos a Barbados.

Nunca tuvimos una gran cantera, pero en las numerosas canchas de baloncesto existentes jugaba una cantidad considerable de niños y jóvenes. El juego de otra galaxia de la NBA, encabezado por Michael Jordan, Shaquille O'Neill o el "cartero" Karl Malone, era visto de forma clandestina por una legión de fanáticos.

El basket cubano aún no ocupará un lugar entre los 20 primeros del mundo. El goteo incesante de evasiones y el mal trabajo de los técnicos locales en pos de hallar jugadores idóneos ha dado al traste con la pasión que muchos compatriotas sentían por él.

Salto a cont. Volver: Inicio »
1   Inicio
2   Calderón...

Imprimir Imprimir Enviar Enviar

En esta sección

El mundial de Iván
JORGE EBRO
Cómo elevar la calidad del béisbol
IVáN GARCíA
Beijing nos espera
LEONARDO CALVO CáRDENAS
La reina de las profundidades
JORGE EBRO
Las posibilidades están en el campo y pista
IVáN GARCíA
En busca del disco de oro
JORGE EBRO
NOTICIERO
SOCIEDAD
ECONOMÍA
CULTURA
INTERNACIONAL
DEPORTE
calentando
rapidísimas
MÚSICA
OPINIÓN
DESDE...
ENLACES
Chat
COLUMNISTAS
Cartas
BUSCADOR
Galeria
Galería
EDICIONES
» Actual
« Anterior
» Siguiente
Seleccionar
D:  
M:  
A:  
   
Pionero por el comunismo
 
 
PORTADA ACTUAL NOSOTROS CONTACTO DERECHOS SUBIR
 
© 1996-2003 Asoc. Encuentro de la Cultura Cubana.