Lunes, 03 septiembre 2001 Año II. Edición 183 IMAGENES PORTADA
Sociedad
Solidaridad. De la utopía a la realidad

El 'turismo revolucionario': una forma más de tergiversar la realidad nacional de cara a la galería
por LEONARDO CALVO CáRDENAS Parte 1 / 2

Con inquietante frecuencia arriban a nuestro país personas, grupos o delegaciones, que a título individual o representando organizaciones y movimientos hacen valer su independencia institucional para profundizar su conocimiento de la realidad cubana y manifestar su respaldo y apoyo a la Revolución.

En una especie de curioso turismo revolucionario, los visitantes son exquisitamente atendidos por sus homólogos y colegas del patio, especializados en esta tarea, y que acompañan a los amigos en su invariable recorrido por las mismas "vitrinas" económicas y sociales que cumplen la función de demostrar la validez y superioridad de la "obra", y sobre todo la preocupación de las autoridades por los problemas y necesidades de la sociedad.

El insoslayable recorrido variará según el origen e interés de los visitantes y las prioridades coyunturales del alto liderazgo. Los amigos pueden asombrarse ante la magnificencia de un centro de investigación al que los científicos deben trasladarse en bicicleta para romper la hegemonía tecnológica del primer mundo, o conocer la excelencia de una original universidad sólo para extranjeros.

Según el rango y carácter de la delegación, serán recibidos por personalidades y dirigentes que le repetirán al dedillo el discurso oficial, realizarán solidarias jornadas de labor productiva albergados en campamentos –a los que ya miran con cierto recelo los encumbrados ejecutivos de la cadena hotelera Sol Meliá–, y nos traerán donaciones de cuanta cosa es deficitaria en Cuba y que serán invariablemente controladas y distribuidas por entidades gubernamentales.

Uno de los últimos capítulos de esta interminable saga tuvo lugar en días pasados, cuando se celebró el Segundo Encuentro Juvenil Cuba-Estados Unidos. El esquema se repitió y un grupo de jóvenes norteamericanos, impulsados por su inquieta curiosidad sociológica o por su simpatía por el "proyecto cubano", fueron de la mano de sus anfitriones a recorrer lugares de interés de varias provincias, y recibieron extensas y documentadas explicaciones sobre los puntos de vista oficiales acerca de las "batallas económicas o ideológicas" que libra la Revolución; sin faltar, claro, la enjundiosa disertación sobre la contienda principal, a saber, las relaciones Cuba-Estados Unidos.

Salto a cont. Siguiente: Entre varios... »
1   Inicio
2   Entre varios...

Imprimir Imprimir Enviar Enviar

En esta sección

Vicisitudes en la supervivencia
MORAIMA PIRES
Las ilusiones perdidas
CLAUDIA MáRQUEZ LINARES
Bienvenida la sensatez
OSCAR ESPINOSA CHEPE
¿Batalla o debate de ideas?
DIMAS CASTELLANOS
La nación y sus derechos
ELIZARDO SáNCHEZ SANTACRUZ
Es tomador, pero nada más
MARíA DE LOS ÁNGELES MENéNDEZ, ICEI
NOTICIERO
SOCIEDAD
ECONOMÍA
CULTURA
INTERNACIONAL
DEPORTE
MÚSICA
OPINIÓN
DESDE...
ENLACES
Chat
COLUMNISTAS
Cartas
BUSCADOR
Galeria
Galería
EDICIONES
» Actual
« Anterior
» Siguiente
Seleccionar
D:  
M:  
A:  
   
Pionero por el comunismo
 
 
PORTADA ACTUAL NOSOTROS CONTACTO DERECHOS SUBIR
 
© 1996-2003 Asoc. Encuentro de la Cultura Cubana.