Viernes, 03 agosto 2001 Año II. Edición 175 IMAGENES PORTADA
Opinión
La universidad del asombro

por EDUARDO MANET, París Parte 1 / 2

La imaginación en el poder. El poder de la imaginación. Poder e imaginación. Jamás dos palabras han sido más lejanas la una de la otra.

Salvo raras excepciones, siempre he creído que el poder carece por completo de imaginación. Y que, por su lado, la imaginación no conoce el significado de la palabra poder. La fuerza de la imaginación reside en otra parte. Imaginar radica, para mí, en la determinación absoluta de defender, en todo momento y en todo lugar, la palabra libertad.

La Historia está llena de barbaridades cometidas por el abuso del poder. Por ejemplo, un régimen totalitario decide, un día, eliminar a una persona que se opone a sus dictados. ¿Solución del problema? Se encarcela a la persona, se le amenaza, se le tortura, se le priva del derecho a la palabra. Desde un punto de vista real, concreto, se puede considerar que ese individuo, destruido por el maltrato y las condiciones terribles de su detención, es incapaz de reaccionar. ¿Quién puede afirmar que así sucede siempre? Maltratados, humillados, reducidos al estado de larvas, existen seres humanos que nada ni nadie puede destruir. La Historia ha conservado sus nombres. ¿Cuál es el secreto de una capacidad de resistencia tal que llega a lindar a veces con el milagro? La imaginación. Es gracias a esa fuerza interior que muchos hombres y mujeres han podido escaparse, resistir, sobrevivir al horror y al terror.

Todos los dictadores y tiranos de la Tierra poseen un idéntico y perverso deseo: destruir el poder imaginativo de un disidente, de un opositor, única manera de destruir su fuerza vital. A pesar de las torturas psicológicas o físicas la imaginación será la puerta de escape. Sólo la muerte puede cortar las alas a la imaginación. Es quizás esta "amenaza de escape" lo que llevó a uno de los más bestiales sistemas políticos, el nazismo, a inventar "la solución final". Eliminar el cuerpo a fin de convertir en cenizas ese espacio interior del ser humano capaz de resistir al pánico y al horror total.

Supongamos por un instante que por una casualidad extraordinaria la imaginación sea capaz de tomar el poder y, por primera vez, encargarse de las cosas de este mundo. ¿Qué decisiones tomará? ¿Qué podríamos esperar de su proyecto gubernamental?

Hagámosle una entrevista y preguntémosle de una manera inocente para ganar mejor su confianza:

Señora imaginación ¿qué leyes piensa usted promulgar para que el futuro de nuestro planeta pueda ser considerado, por la Historia, como la Edad de Oro de la Humanidad? ¿Cómo terminar de una vez y por todas, con las guerras, el hambre, el odio racial, los integrismos de todo tipo, la polución del agua, de la tierra, de la atmósfera; la riqueza insolente de unos, los abusos de poder de otros, el cinismo generalizado, la ausencia total de…?

Salto a cont. Siguiente: Su Soberana Majestad... »
1   Inicio
2   Su Soberana Majestad...

Imprimir Imprimir Enviar Enviar

En esta sección

¿Por qué molesta ENCUENTRO?
RAFAEL ROJAS
La Historia: pendiente de absolución
LUIS MANUEL GARCíA
¿Conexión cubana?
JOAQUíN ORDOQUI GARCíA
¿Quién no ha sido ñosa alguna vez?
MANUEL VáZQUEZ PORTAL
Miel para Oshún
BALTASAR MARTíN
Los intelectuales y el poder
MANUEL CUESTA MORúA
Culta popularidad
JOAQUíN ORDOQUI GARCíA, Madrid
NOTICIERO
SOCIEDAD
ECONOMÍA
CULTURA
INTERNACIONAL
DEPORTE
MÚSICA
OPINIÓN
DESDE...
ENLACES
Chat
COLUMNISTAS
Cartas
BUSCADOR
Galeria
Galería
EDICIONES
» Actual
« Anterior
» Siguiente
Seleccionar
D:  
M:  
A:  
   
Ubre Blanca
 
 
PORTADA ACTUAL NOSOTROS CONTACTO DERECHOS SUBIR
 
© 1996-2003 Asoc. Encuentro de la Cultura Cubana.