Viernes, 03 agosto 2001 Año II. Edición 175 IMAGENES PORTADA
En Miami
Bush, a pasos calibrados sobre la Ley Helms-Burton

por IVETTE LEYVA MARTíNEZ, Miami Parte 1 / 2

A pocas horas de iniciar su segunda gira oficial por Europa, el presidente George W. Bush decidió posponer por otros seis meses el polémico capítulo III de la Ley Helms-Burton, como meticulosamente había hecho su predecesor Bill Clinton desde 1996.

G. W. Bush
G. W. Bush. Tregua con
sus aliados europeos

"Persisten diferencias esenciales entre los Estados Unidos y sus aliados respecto a los mejores métodos para favorecer los cambios en Cuba", afirmó Bush en una nota oficial divulgada por la Casa Blanca.

La decisión de neutralizar nuevamente los efectos de la conflictiva legislación significa que los exiliados cubanos no podrán iniciar acciones en tribunales de Estados Unidos contra empresas europeas y canadienses que realizan negocios con bienes expropiados en la Isla por el régimen de Fidel Castro.

Desde 1960 se acumularon más de 5.900 demandas de compañías y ciudadanos estadounidenses por la confiscación de sus propiedades en Cuba, pero el establecimiento del título III permitiría a los cubanos naturalizados en Estados Unidos demandar a compañías extranjeras por alrededor de 0.000 millones de dólares.

Como era de esperar, la Unión Europea saludó el aplazamiento de las sanciones, pero ratificó que su propósito estratégico sigue siendo la abolición completa de la legislación.

La "ardiente paciencia" de los gobiernos europeos se sumó a las discretas inconformidades y discrepancias entre congresistas, líderes políticos y analistas de la comunidad cubanoamericana, que evaluaron la posposición legal como un paso inevitable del mandatario.

La tenue controversia involucró a los tres legisladores cubanoamericanos, alineados de acuerdo a la filiación partidista.

Los representantes por la Florida Ileana Ros-Lethinen y Lincoln Díaz-Balart lamentaron la decisión, pero admitieron que en el actual contexto de las relaciones con los aliados europeos, Bush no tenía otra alternativa.

Díaz-Balart, un firme favorecedor de la implementación total de la ley, dijo que la cuestión esencial en torno a Cuba "no gira en torno al título III, sino en el mantenimiento del embargo".

"Una guerra comercial contra Europa favorecería tremendamente a la coalición anti-embargo fortalecida durante la administración Clinton-Gore", indicó el congresista.

Pero su colega demócrata Bob Menéndez, representante por Nueva Jersey, la emprendió contra el mandatario, acusándolo de asumir una retórica vacía respecto al caso cubano.

Salto a cont. Siguiente: "En su primera..." »
1   Inicio
2   "En su primera..."

Imprimir Imprimir Enviar Enviar

En esta sección

Estudiante de piloto roba avioneta y llega a Cuba
ILM
Exiliados en pie de protesta por los Grammys
Casi dos años de cárcel para modelo cubana de Playboy
Cubano recién llegado mata a su esposa e intenta escapar a la Isla
NOTICIERO
en cuba
en miami
SOCIEDAD
ECONOMÍA
CULTURA
INTERNACIONAL
DEPORTE
MÚSICA
OPINIÓN
DESDE...
ENLACES
Chat
COLUMNISTAS
Cartas
BUSCADOR
Galeria
Galería
EDICIONES
» Actual
« Anterior
» Siguiente
Seleccionar
D:  
M:  
A:  
   
Ubre Blanca
 
 
PORTADA ACTUAL NOSOTROS CONTACTO DERECHOS SUBIR
 
© 1996-2003 Asoc. Encuentro de la Cultura Cubana.