Viernes, 03 agosto 2001 Año II. Edición 175 IMAGENES PORTADA
En Cuba
Los números del machismo en Cuba

por REDACCIóN ENCUENTRO  

Tradicionalmente, el Gobierno cubano ha vendido la igualdad entre hombres y mujeres como un logro de la Revolución. Sin embargo, en 1959, cuando triunfó el castrismo, las mujeres tenían pleno derecho al voto desde 1934 y representación parlamentaria desde 1940. Estados Unidos sólo concedió estos derechos a su población femenina a partir de 1960.

Según las cifras del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en Cuba las mujeres alcanzan una esperanza de vida al nacer de 78,2 años, tienen un índice de alfabetización de 96,3% y ocupan el 64% de los cargos profesionales y técnicos. Sin embargo, ninguno de estos datos es sinónimo de igualdad de género, ni de que el hecho de ser mujer no signifique una limitación.

Un programa de la televisión, auspiciado por la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y denominado Te lo cuentan las estrellas, es el espacio dedicado al "sexo débil"; en 27 minutos se narran las proezas de alguna mujer destacada por su trayectoria laboral, política, científica o humana. Al final de cada emisión, la conclusión es que son capaces de hacer las mismas cosas que los hombres, pero con el mérito de no serlo. En fin, probablemente es el mensaje más machista de la televisión nacional.

La realidad demuestra que en la Cuba de hoy las mujeres, como las personas de raza negra, sufren discriminaciones más o menos sutiles. Por tanto tienen que ser mejores y no iguales que un hombre para conseguir lo mismo.

No vamos a hablar de la vida doméstica o de los ambientes sórdidos de la prostitución, donde no hay sutilezas y el poder del macho es omnipresente e indiscutible, sino de las esferas de la vida laboral y social donde se supone que se ha avanzado algo más.

El Informe de Desarrollo Humano del 2000 que compara cifras de 174 países coloca a Cuba en el séptimo lugar mundial en la cantidad de fuerza laboral técnica femenina. Y aparece como el duodécimo país con más mujeres parlamentarias. Sin embargo, sólo el 18% de los puestos ejecutivos y administrativos están ocupados por mujeres, por debajo de todos los países de América Latina en los que la media de cargos de dirección ocupados por mujeres es de un 29%.

Las cifras referidas a la participación de las cubanas en el Gobierno son peores. Sólo desempeñan el 8,9% de los cargos gubernamentales y el 5,1% de los puestos con rango ministerial. Las cifras sólo suben cuando se llega a los niveles intermedios, es decir, las mujeres ejecutan las órdenes que dan los hombres. Hasta Sierra Leona, el Estado más pobre del mundo, supera a Cuba en estos indicadores.


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

En esta sección

Cuba te espera
RE
Dieta para todos
Multa y rastrillo
Muere Miguel Angel Ponce de León
Saldrá a la venta libro sobre el hundimiento del remolcador '13 de marzo'
Casas embrujadas
El precio de ser un vegetariano militante
Multitudinaria manifestación
NOTICIERO
en cuba
en miami
SOCIEDAD
ECONOMÍA
CULTURA
INTERNACIONAL
DEPORTE
MÚSICA
OPINIÓN
DESDE...
ENLACES
Chat
COLUMNISTAS
Cartas
BUSCADOR
Galeria
Galería
EDICIONES
» Actual
« Anterior
» Siguiente
Seleccionar
D:  
M:  
A:  
   
Ubre Blanca
 
 
PORTADA ACTUAL NOSOTROS CONTACTO DERECHOS SUBIR
 
© 1996-2003 Asoc. Encuentro de la Cultura Cubana.