Viernes, 03 agosto 2001 Año II. Edición 175 IMAGENES PORTADA
Dulce cantar
Ceiba, palma y huracán

por LáZARO MORELL  

La forma como Sindo Garay comienza esta canción es decididamente cinematográfica. No cae en la fácil tentación de anunciar la existencia de un ciclón, sino que entra de lleno en una descripción que aúna lo sonoro (Silbaron los pinos, / auxilios siniestros...) con lo moral (...los cedros tranquilos / esperan dolor...).

En la segunda estrofa, la descripción pasa de lo auditivo a lo visual (La ceiba frondosa / temblando sonríe...), mientras que los versos que siguen vuelven a describir un estado de ánimo (...la yerba en el llano, / sumisa a morir.).

En la estrofa final, tras establecer una relación mística entre Dios, la palma y el cubano, Sindo vuelve a la descripción simultánea de elementos visuales y connotaciones éticas: ...que erguida y valiente, / con blando capullo, / que sirve de espada / doblada hacia el suelo, / besando la tierra / batió el huracán.

No conozco otra canción que logre una síntesis poética tan eficaz y extraña.

El huracán y la palma (canción).
Sindo Garay

Silbaron los pinos,
auxilios siniestros;
los cedros tranquilos
esperan dolor.

La ceiba frondosa
temblando sonríe;
la yerba en el llano,
sumisa a morir.

Pero hay una palma
que Dios solamente
le dijo al cubano
cultiva su amor,
que erguida y valiente,
con blando capullo,
que sirve de espada
doblada hacia el suelo,
besando la tierra
batió el huracán.


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

En esta sección

Tardes sin sentimiento
LM
Falso total
Anheladas mentiras
Cirrosis contra depresión
Quiero escribir, pero me sale espuma
Alma con dulce
NOTICIERO
SOCIEDAD
ECONOMÍA
CULTURA
INTERNACIONAL
DEPORTE
MÚSICA
semblanzas
dulce cantar
OPINIÓN
DESDE...
ENLACES
Chat
COLUMNISTAS
Cartas
BUSCADOR
Galeria
Galería
EDICIONES
» Actual
« Anterior
» Siguiente
Seleccionar
D:  
M:  
A:  
   
Ubre Blanca
 
 
PORTADA ACTUAL NOSOTROS CONTACTO DERECHOS SUBIR
 
© 1996-2003 Asoc. Encuentro de la Cultura Cubana.