Viernes, 03 agosto 2001 Año II. Edición 175 IMAGENES PORTADA
Música
Las raíces del son y el tres hacen historia

Pancho Amat, entrevisto, redimensiona lo tradicional a través de lo contemporáneo
por DENNYS MATOS Parte 1 / 2

Pancho Amat y El Cabildo del Son presentaron los temas de su próximo disco, marcado por un profundo interés en rescatar las raíces del género, contrapunteándolo con la evolución armónica y rítmica que éste ha logrado en temas contemporáneos.

Pancho Amat
Pancho Amat

Pancho Amat, tan fluido con el tres como con la palabra, discurre por un concepto que explota potencialidades expresivas del son a partir de un encomiable trabajo de investigación musical.

¿Por qué el nombre de Cabildo del Son para tu proyecto?

Unos de los principios que quiero tener con El Cabildo es que nuestra tradición musical no muera. Una manera de lograr que esta tradición perdure y se proyecte, es vincular lo nuevo con lo viejo. Por eso en este conjunto está Frank Padrón, un trompetista de larga carrera; el resto son muchachos graduados o estudiantes de escuelas de música a los cuales le interesa este trabajo, que tenían experiencia en tocar son, pero no en el tipo de trabajo que nosotros estamos haciendo. Nuestro concepto, que propone el son como la punta de un iceberg, la punta de un cuerpo mayor que está sumergido, ellos no lo conocían.

¿Musicalmente cómo plasma esta idea?

Se ha hablado mucho de un nuevo son y del son tradicional, también de la trova tradicional y de la Nueva Trova. Siempre se dice que hay denominadores comunes y que cada cual en su momento hizo lo mejor para su época, y se ha dicho, además, que hay continuidad por el uso de la guitarra. Sin embargo, yo me planteo encontrar temas contemporáneos que puedan encajar elementos musicales de año atrás y viceversa. Es decir, con aquellos elementos decantados por el tiempo, hacer cosas nuevas. Porque la actualidad de una pieza no reside tanto en los tipos de instrumentos que se utilizan para tocarla, sino en lo que dice. Por eso tenemos piezas como Maza limpia, que habla de una mujer de cuerpo atlético, o de otro que habla de cómo a través del café, hacen el amarre a un hombre. Es una especie de Ñico Saquito traído a un lenguaje contemporáneo. La letra crea la ilusión de actualidad, pero la base sumergida de la música esta arraigada en lo viejo. Entonces damos lo visible que puede ser, por ejemplo, un montuno, y debajo el trabajo de búsqueda, de desempolvamiento de las raíces.

Salto a cont. Siguiente: El nuevo disco... »
1   Inicio
2   El nuevo disco...

Imprimir Imprimir Enviar Enviar

En esta sección

Los Trillizos y su cosa cubana
CARLOS OLIVARES BARó
Convergencia con Marcelino Guerra, alias 'Rapindey'
ARSENIO RODRíGUEZ
'Música cubana, pero de otro color'
DENNYS MATOS
Julián Orbón, no sólo autor de 'La Guantanamera'
ARSENIO RODRíGUEZ, Sevilla
Isaac Delgado, el buen gusto como fórmula sonera
CARLOS OLIVARES BARó, México, D.F.
Julio Hernández: 'Mis inquietudes políticas las resuelvo conversando con la gente, nunca en las canciones'
DENNYS MATOS, Madrid
NOTICIERO
SOCIEDAD
ECONOMÍA
CULTURA
INTERNACIONAL
DEPORTE
MÚSICA
semblanzas
dulce cantar
OPINIÓN
DESDE...
ENLACES
Chat
COLUMNISTAS
Cartas
BUSCADOR
Galeria
Galería
EDICIONES
» Actual
« Anterior
» Siguiente
Seleccionar
D:  
M:  
A:  
   
Ubre Blanca
 
 
PORTADA ACTUAL NOSOTROS CONTACTO DERECHOS SUBIR
 
© 1996-2003 Asoc. Encuentro de la Cultura Cubana.