Viernes, 03 agosto 2001 Año II. Edición 175 IMAGENES PORTADA
Música
La candela de Adalberto Álvarez

por CARLOS OLIVARES BARó, México, D.F. Parte 1 / 2

En 1980, la EGREM lanzó un álbum que causó conmoción en el ambiente sonero y en los salones de baile: A Bayamo en coche/Son 14, producido por el pianista y concertista Frank Fernández y bajo la dirección orquestal de Adalberto Álvarez. Aquella grabación hacía que los bailadores se detuvieran, dejaran de tirar los pasillos de siempre, y escucharan algunos aires armónicos poco comunes en la música bailable de la época.

Adalberto Álvarez

Ya Adalberto Álvarez (La Habana, 1948) se había dado a conocer como compositor y arreglista. Algunas de sus piezas se escuchaban en la radio interpretadas por el Conjunto Rumbavana (Realidad y solución, Sobre un tema triste, Son de Adalberto...). Por esa fecha, dirigía también el Conjunto Avance, un grupo sonero de Camagüey, y daba clases en la Escuela Provincial de Música de aquella ciudad.

En noviembre de 1978, en un baile del popular barrio santiaguero de Santa Úrsula, presentó al conjunto Son 14 y aquello fue apoteósico: la voz aguardentosa de Eduardo Tiburón Morales, con sus graciosas improvisaciones, junto a los novedosos elementos tímbricos de la percusión y una sección brass (trombones y trompetas) de preciso ataque en los puentes, propició la algarabía de los exigentes bailadores orientales y llamó la atención de los especialistas.

Luego vinieron otras grabaciones, asesoradas y producidas por Frank Fernández, con la incorporación de Félix Valoy (sonero de timbre envidiable y extensión cantabile que recuerda al Benny) e invitados como Pancho Amat (tresero que ha sabido fusionar muy bien algunos emblemas de Arsenio Rodríguez con los elementos lúdicos del Niño Rivera). Son como son (EGREM, 1981) y Adalberto Álvarez presenta Son 14 (EGREM, 1983) subrayaban y confirmaban a Son 14 como una de las más importantes y renovadoras agrupaciones soneras del Caribe. Papo Lucca, el pianista puertorriqueño, no dudó en elogiarlos e incorporó algunas piezas de su director al repertorio de la Sonora Ponceña.

Después de casi 10 años de trabajo con Son 14, su fundador decide formar una nueva agrupación y nace Adalberto Álvarez y su Son. Uno de sus primeros trabajos fue un disco con Celina González que se convirtió en un clásico por las orquestaciones de los viejos sones, guajiras y pregones de Celina y Reutilio, todo consumado en un curioso ensemble donde también intervino el pianista Frank Fernández: Celina con Frank y Adalberto (EGREM, 1987) fue un suceso importante en la música popular de los 80.

Salto a cont. Siguiente: Un trabajo reciente... »
1   Inicio
2   Un trabajo reciente...

Imprimir Imprimir Enviar Enviar

En esta sección

Las raíces del son y el tres hacen historia
DENNYS MATOS
Los Trillizos y su cosa cubana
CARLOS OLIVARES BARó
Convergencia con Marcelino Guerra, alias 'Rapindey'
ARSENIO RODRíGUEZ
'Música cubana, pero de otro color'
DENNYS MATOS
Julián Orbón, no sólo autor de 'La Guantanamera'
ARSENIO RODRíGUEZ, Sevilla
Isaac Delgado, el buen gusto como fórmula sonera
CARLOS OLIVARES BARó, México, D.F.
Julio Hernández: 'Mis inquietudes políticas las resuelvo conversando con la gente, nunca en las canciones'
DENNYS MATOS, Madrid
NOTICIERO
SOCIEDAD
ECONOMÍA
CULTURA
INTERNACIONAL
DEPORTE
MÚSICA
semblanzas
dulce cantar
OPINIÓN
DESDE...
ENLACES
Chat
COLUMNISTAS
Cartas
BUSCADOR
Galeria
Galería
EDICIONES
» Actual
« Anterior
» Siguiente
Seleccionar
D:  
M:  
A:  
   
Ubre Blanca
 
 
PORTADA ACTUAL NOSOTROS CONTACTO DERECHOS SUBIR
 
© 1996-2003 Asoc. Encuentro de la Cultura Cubana.