Viernes, 24 enero 2003 Año IV. Edición 541 IMAGENES PORTADA
Internacional
El ocaso de un líder

Candidato victorioso en las recientes elecciones ecuatorianas, el coronel Lucio Gutiérrez evade el abrazo mortal de Chávez y Castro.
por JORGE H. FONSECA, Sao Paulo Parte 1 / 2
Quito
Quito. Lucio Gutiérrez saluda a algunos de sus seguidores
tras su reciente victoria electoral

La conocida tendencia latinoamericana a adorar símbolos de izquierda, llevó al actual presidente ecuatoriano a convidar a Fidel Castro para inaugurar en su país La Capilla del Hombre, un templo laico levantado en honor al indio sudamericano.

El Comandante —que pocos días antes había dejado plantados a los presidentes iberoamericanos en República Dominicana—, se mostró súbitamente interesado en visitar Ecuador, justamente cuando la izquierda celebraba su victoria en las recientes elecciones presidenciales. Además de él, también Hugo Chávez fue convidado a rezar el catecismo ateo en la capilla andina.

El escenario comenzó a despejarse cuando el candidato victorioso, coronel Lucio Gutiérrez, se inventó un repentino viaje a Colombia y escapó a tiempo para no encontrarse con los visitantes, deshaciéndose así de unas compañías que, además de comprometedoras, con el pretexto de inaugurar capillas pretendían "robarse el show" del triunfo izquierdista.

Por orden de La Habana, en Quito se había rodado la voz de que Luis Ignacio Lula da Silva asistiría, a su vez, al inexplicable cónclave capillezco, pero el brasileño no cayó en la trampa.

Desde las elecciones cariocas se especulaba en torno al establecimiento de un eje izquierdista latinoamericano "del mal", que incluiría a Castro, Chávez y Lula. La izquierda finalmente triunfó en Brasil, pero la concreción del renombrado eje parece cada vez más lejana: el partido de Lula dejó de apoyar la campaña anti ALCA promovida por La Habana y no mandó representantes a la reciente reunión convocada por el Gobierno cubano para conspirar contra el acuerdo.

Ahora, el desencuentro de Castro y Chávez con el recién electo presidente de Ecuador es sintomático de que algo sucede en el seno de la izquierda latinoamericana. En tiempos normales, el ex coronel ecuatoriano hubiera sido el primero en ir al aeropuerto a recibir al gobernante cubano o, como mínimo, se habría encontrado con él para públicamente gritar su admiración y respeto por el otrora respetado líder. Muchos lo hicieron antes, incluso yendo a La Habana a "pedir la bendición". Pero los tiempos han cambiado: el izquierdista ecuatoriano, en lugar de visitar Cuba durante el proceso electoral, fue a Miami y a Washington a presentar credenciales. Ya Fidel Castro no da votos ni prestigio... más bien los quita.

Salto a cont. Siguiente: Lula lo sabía... »
1   Inicio
2   Lula lo sabía...

Imprimir Imprimir Enviar Enviar

En esta sección

La puerta sigue cerrada
YAMILA RODRíGUEZ EDUARTE, Caracas
El gato en la pecera
ARMANDO AñEL, Madrid
Académicos venezolanos rechazan manifiesto de sus homólogos españoles a favor de la legalidad de Chávez
El factor brasileño
AA, Madrid
Castrismo y chavismo
EMILIO ICHIKAWA MORIN, Miami
La huelga sin fin
YAMILA RODRíGUEZ EDUARTE, Caracas
Sin cartas para jugar
GILBERTO CALDERóN ROMO, México D. F.
NOTICIERO
SOCIEDAD
ECONOMÍA
CULTURA
INTERNACIONAL
DEPORTE
MÚSICA
OPINIÓN
DESDE...
ENLACES
Chat
ENTREVISTA
Cartas
BUSCADOR
Galeria
Mini
EDICIONES
» Actual
« Anterior
Seleccionar
D:  
M:  
A:  
   
Voto
 
 
PORTADA ACTUAL NOSOTROS CONTACTO DERECHOS SUBIR
 
© 1996-2003 Asoc. Encuentro de la Cultura Cubana.