Lunes, 03 septiembre 2001 Año II. Edición 183 IMAGENES PORTADA
Internacional
Ángeles y otros delitos 'menores'

La Declaración de Moscú: ¿otro acto más de la tragedia o de la farsa?
por ARMANDO AñEL  

Kim Jong Il acaba de declarar en Rusia que su programa de misiles no es una amenaza para nadie. Se lo ha dicho a Putin. Oficialmente, se acaba de firmar la Declaración de Moscú, por medio de la cual ambos gobernantes hacen público un compromiso previamente acordado: "Corea del Norte declara que su programa de misiles tiene un carácter pacífico y no supone una amenaza para ningún país que respete la soberanía de la República Popular Democrática de Corea", o como si dijéramos, que respete la hambruna inducida, los fusilamientos políticos, las violaciones civiles y en fin, el derecho que tiene el régimen de venderle misiles a países de tan excelso historial como Irán. A fin de cuentas, lo que hay en la nación asiática es una democracia participativa, concepto del que Occidente no termina de enterarse.

Abrazos
Kim Jong Il y V. Putin. Abrazos contra reloj

La Declaración de Moscú reafirma la promesa norcoreana de mantener la moratoria de lanzamiento de misiles balísticos hasta 2003. Putin, encantado. La decisión de Washington de desplegar un escudo nuclear pretende ser una respuesta al peligro que representan naciones como Corea del Norte; Rusia, sin embargo, debería hacer un esfuerzo adicional para responder a la movida norteamericana, y en posición desventajosa: tener que modificar a estas alturas de la partida el tratado ABM antimisiles de 1972, es demasiado para Kremlin. De ahí que el mandatario ruso se cuelgue con mucho entusiasmo del cuello de Kim Jong Il, el compromiso del dictador norcoreano supuestamente contribuirá a que EE.UU se lo piense dos veces a la hora de poner en práctica el anunciado sistema defensivo. Claro que Kim también ha sido pródigo con los apretones (hay que seguir jugando al gato y el ratón todavía un tiempo, mientras se continúa distribuyendo, entre los miembros de la nomenclatura comunista, la considerable ayuda internacional).

Bajo el influjo de una retórica plagada de guiños y frases tranquilizantes, el documento firmado en la capital rusa aboga porque las discrepancias sean resueltas a través de negociaciones basadas en la no confrontación. Según el texto, Rusia y Corea del Norte contribuirán a cimentar "un nuevo orden mundial basado en la prioridad del derecho y los principios de igualdad, respeto mutuo, colaboración en interés del mantenimiento de la estabilidad global y de la garantía de la seguridad para cada miembro de la comunidad internacional". Putin respaldó a Kim en lo referido a su pretensión de que USA retire sus tropas de Corea del Sur. Kim apoyó la defensa del tratado ABM que Putin ha venido desplegando en los últimos meses. No se sabe si el antiguo oficial de la KGB le habrá preguntado (al oído) al hijo de Kim Il Sung por las casi tres millones de muertes por hambre –y otros delitos menores– verificadas en Corea del Norte en el pasado lustro. Tampoco trascendió si el "gran conductor del pueblo" –o el padre de todos los norcoreanos– se sorprendió al descubrir que a pesar de tanto "capitalismo" el presidente yudoca apenas encuentra oposición en los medios de difusión masiva rusos. Por lo pronto, algo se habrán dejado caer entre copa y copa, algún brindis habrá tenido lugar a la salud del "nuevo bloque" que cuecen, tal vez inútilmente, ambos mandatarios. Y es que con ángeles como éstos sobrevolando el mapamundi –argumentará Bush junior–, a cualquiera le da por desplegar un escudo antimisiles.


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

En esta sección

Un tribunal para los Jemeres Rojos
MANUEL DíAZ MARTíNEZ
Reformas en peligro
MIGUEL RIVERO
Muros
LUIS MANUEL GARCíA
Medio Oriente: el hogar de Sísifo
EZEQUIEL PéREZ MARTíN
Diálogo transiberiano
LUIS MANUEL GARCíA
Tíbet: una región nada autónoma
MANUEL DíAZ MARTíNEZ
NOTICIERO
SOCIEDAD
ECONOMÍA
CULTURA
INTERNACIONAL
la lupa
DEPORTE
MÚSICA
OPINIÓN
DESDE...
ENLACES
Chat
COLUMNISTAS
Cartas
BUSCADOR
Galeria
Galería
EDICIONES
» Actual
« Anterior
» Siguiente
Seleccionar
D:  
M:  
A:  
   
Pionero por el comunismo
 
 
PORTADA ACTUAL NOSOTROS CONTACTO DERECHOS SUBIR
 
© 1996-2003 Asoc. Encuentro de la Cultura Cubana.