Viernes, 03 agosto 2001 Año II. Edición 175 IMAGENES PORTADA
Internacional
El fin de una isla

26 votos deciden en la Cámara de Representantes el mantenimiento del embargo hacia Cuba
por ALEJANDRO ARMENGOL Parte 1 / 3

La noticia llegó por sorpresa. La Cámara de Representantes de Estados Unidos estuvo a punto de eliminar la aplicación de los mecanismos legislativos que sustentan el embargo económico hacia Cuba. La medida se salvó por un estrecho margen. En cambio, el cuerpo legislativo aprobó una prohibición al Departamento del Tesoro, que le impide dedicar fondos en la puesta en marcha de las medidas que restringen a los norteamericanos su derecho de viajar a la Isla.

No se trata, sin embargo, de algo nuevo. Ya el año pasado la Cámara aprobó un proyecto similar, que luego fue descarrilado por el liderazgo republicano. Pero la reiteración –con una votación similar a la anterior: 240 a favor y 186 en contra– añade fuerza al argumento, al tiempo que significa un nuevo reto al presidente George W. Bush y pone en entredicho sus anunciadas medidas de reforzamiento del embargo.

No hay que olvidar que la Cámara está dominada por los republicanos. Se espera que una medida similar sea aprobada por el Senado –en manos demócratas–, como también ya ocurrió en el 2000.

El presidente Bush no gana para "sustos" con los exiliados. Acaba de vadear con éxito la posposición de los capítulos III y IV de la Ley Helms-Burton, cuando ya comienzan a levantarse los clamores para que vete la liberación de los viajes a Cuba.

Bush va a tener que acelerar los planes de amnistiar a los inmigrantes mexicanos. A diferencia de Billy the Kid, que se negaba a incluir a éstos cuando sumaba el número de sus víctimas, para el presidente los mexicanos sí cuentan. Por lo menos espera que sus votos no le resulten tan problemáticos como los de los cubanos.

Para algunos cubanos de Miami, el nuevo presidente va a terminar siendo otra decepción. Es una lástima, porque no se puede culpar directamente al mandatario de alimentar demasiadas esperanzas. En primer lugar, hay que tener en cuenta que es un gobernante que en apenas seis meses de mandato ha visto que sus más importantes triunfos políticos no son más que victorias limitadas, al tiempo que los escasos meses de gobierno han magnificado sus limitaciones. En segundo, porque es iluso pensar que en estos momentos Cuba ocupa un lugar importante dentro de su agenda. En el terreno internacional, Bush ha hecho, respecto a Cuba, lo que desde hace años es lo más adecuado para los intereses norteamericanos: no hacer nada.

Salto a cont. Siguiente: La realidad... »
1   Inicio
2   La realidad...
3   El origen...

Imprimir Imprimir Enviar Enviar

En esta sección

Angola en la desmemoria
LUIS MANUEL GARCíA
Indonesia mueve fichas
MANUEL DíAZ MARTíNEZ
Dialogar con la pared
ARMANDO AñEL
La era Toledo
MIGUEL RIVERO
Inercias de Washington
RAFAEL ROJAS
Desde las alturas de Machu Picchu
MIGUEL RIVERO
NOTICIERO
SOCIEDAD
ECONOMÍA
CULTURA
INTERNACIONAL
la lupa
DEPORTE
MÚSICA
OPINIÓN
DESDE...
ENLACES
Chat
COLUMNISTAS
Cartas
BUSCADOR
Galeria
Galería
EDICIONES
» Actual
« Anterior
» Siguiente
Seleccionar
D:  
M:  
A:  
   
Ubre Blanca
 
 
PORTADA ACTUAL NOSOTROS CONTACTO DERECHOS SUBIR
 
© 1996-2003 Asoc. Encuentro de la Cultura Cubana.