Martes, 05 junio 2001 Cubaencuentro punto com
-
En Cuba Encuentro en la red
-
Sin más curvas...
 
Incumplimiento azucarero
OSCAR ESPINOSA CHEPE, La Habana  

Todo parece indicar que la zafra azucarera 2000-2001 incumplirá la modesta meta de 3,7 millones de toneladas de azúcar. A pocos días de finalizar mayo, con intensas lluvias en todo el territorio nacional, únicamente cinco provincias han culminado las labores y producido el azúcar programado. Éstas son Cienfuegos, Santiago de Cuba, Matanzas, La Habana y Pinar del Río. Quedan en la cosecha y procesamiento de la caña ocho provincias, en su mayoría con un peso decisivo en los resultados finales de la contienda.

Si algunas dudas hubiera sobre estos sombríos vaticinios, prácticamente quedan despejadas con las declaraciones formuladas por el ministro del Azúcar, Sr. Ulises Rosales del Toro, al periódico Granma, publicado el 23 de mayo, cuando reconoció "el duro batallar que libra Villa Clara para convertirse en la sexta cumplidora en esta zafra, aunque cada día se le hace más difícil fabricar el azúcar que le falta, pues el rendimiento industrial desciende abruptamente". Añadió: "…Las posibilidades en el resto de las provincias casi desaparecen al incrementarse los niveles de humedad".

El rendimiento industrial, es decir, la cantidad de azúcar producida por volumen de caña procesada en los centrales, va reduciéndose progresivamente, salvo en contadas regiones, a partir de la segunda quincena de abril, siendo antieconómico moler en mayo, a no ser que existieran precios sumamente altos en el mercado internacional, alternativa ausente en el momento actual.

A lo anterior se agrega este año un comportamiento normal de las lluvias en el quinto mes, con abundantes precipitaciones en las principales zonas cañeras, acelerándose así la disminución del rendimiento industrial y las dificultades para el corte y la transportación de caña hacia los ingenios.

Además, estas labores efectuadas, muchas veces, con equipos pesados en áreas cañeras anegadas en gua,a producen colosales daños adicionales como son: considerables perjuicios a las cepas, compactación de los suelos, destrucción de los caminos cañeros, maltrato al equipamiento y otros hechos nocivos que se reflejarán negativamente en próximas contiendas.

La lógica indica que la zafra debió detenerse semanas atrás para evitar moler ineficientemente y lesionar el patrimonio cañero. Pero eso sería pedir demasiado del modelo económico que prevalece en la Isla desde hace años.


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

 

Además en esta sección

Soluciones contra engaños
DIMAS CASTELLANOS, La Habana

Adiós al matrimonio
IVáN GARCíA, La Habana

Un icono del siglo XX
LUIS MANUEL GARCíA, Sevilla

El regreso de Juan Nápoles
RAúL RIVERO, La Habana

Iroko, la ceiba
NATALIA BOLíVAR, La Habana

Refundación ética
LEONARDO CALVO CáRDENAS, La Habana

Las otras fronteras
MANUEL CUESTA MORúA, La Habana

Hacia una nueva sociedad civil
DIMAS CASTELLANOS, La Habana

BUSCADOR
PORTADA
Lunes
En clave
La chistera
Martes
Meridiano
• encuentro
Miércoles
Stadium
Espejo
Jueves
En Miami
Viernes
En Cuba
La semana
Telegramas
La mirada
Desde...
En la prensa
A debate
Cartas
Chat
Enlaces
EDICIONES

ENCUENTRO EN LA RED - Año II. Edición 132
En clave | La chistera | Meridiano | Punto de encuentro | Stadium | Espejo | En Miami | En Cuba | La mirada | Desde... | En la prensa | Cartas | Chat | Enlaces

© 1996-2003 Asoc. Encuentro de la Cultura Cubana.