Lunes, 14 mayo 2001 Cubaencuentro punto com
-
En Cuba Encuentro en la red
-
Sin más curvas...
 
El negro y la nación cubana (III)
DIMAS CASTELLANOS, La Habana Parte 1 / 2

A pesar de ser los creadores de las riquezas que sustentaban el esplendor material de las elites dominantes, los negros participaron en el proceso de identidad (más bien de absorción) en total desventaja respecto a la instrucción, medios de vida, participación social, derechos y libertades.

Frente al sistema racial que los discriminaba, trascendieron las diferencias entre negros y mulatos, libres o esclavos, poseedores o desposeídos, conformando una identidad que la sacarocracia llamó "raza de color" –y que yo llamaré, por comodidad, simplemente de "color"–. Se transformaron en criollos y cubanos interactuando con sectores blancos. La máxima expresión de ese proceso fue la participación conjunta de los de "color" con sectores blancos en las sublevaciones de esclavos de la primera mitad del siglo XIX y la respuesta represiva que recibió en el marco de la Conspiración de la Escalera que, además de miles de muertos y deportados, generó una legislación dirigida a restringir los derechos de los negros y mulatos libres.

A pesar de la crueldad de las represiones y las limitaciones legales, cuando el descontento de sectores blancos contra España tomó cuerpo, negros y mulatos aprovecharon la oportunidad y se incorporaron de forma masiva a la insurrección.

El hecho de que Céspedes y otros hacendados en ruina decidieran liberar a sus esclavos para emplearlos como soldados no significa que los de "color" sometidos a toda clase de desigualdades y discriminación carecieran de motivos e intereses propios para participar en la lucha.

No comparto el criterio de Manuel Sanguily cuando afirma que esa revolución fue obra exclusiva de blancos y que los negros fueron llevados a ella, pues no tiene en cuenta que hubo sublevaciones anteriores encabezadas por hombres de "color" ni que los intereses del abolicionismo se identifican con los de la independencia, donde los negros y mulatos participan con intereses propios que consideran alcanzables por medio de la guerra. Si los blancos aspiraban a libertades económicas y políticas, los negros fueron en busca de la abolición de la esclavitud, reformas sociales y futura participación en la negociación del nuevo orden después de la victoria. Eso explica el alto nivel de participación en la guerra respecto a su presencia en la población.

Salto a cont. Siguiente: En la pericia... »
1   Inicio
2   En la pericia...

Imprimir Imprimir Enviar Enviar

 

Además en esta sección

Marta Beatriz Roque Cabello: Acerca del Proyecto Varela
TANIA QUINTERO, La Habana

Convocatoria
INSTITUTO CUBANO DE ECONOMISTAS INDEPENDIENTES, La Habana

La clarinada de los diez
LEONARDO CALVO CáRDENAS, La Habana

Las buenas y las malas
MANUEL CUESTA MORúA, La Habana

Soledades
LUIS MANUEL GARCíA, Sevilla

Democratización y comunidad internacional (III)
MANUEL CUESTA MORúA, La Habana

BUSCADOR
PORTADA
Lunes
En clave
La chistera
Martes
Meridiano
• encuentro
Miércoles
Stadium
Espejo
Jueves
En Miami
Viernes
En Cuba
La semana
Telegramas
La mirada
Desde...
En la prensa
A debate
Cartas
Chat
Enlaces
EDICIONES

ENCUENTRO EN LA RED - Año II. Edición 116
En clave | La chistera | Meridiano | Punto de encuentro | Stadium | Espejo | En Miami | En Cuba | La mirada | Desde... | En la prensa | Cartas | Chat | Enlaces

© 1996-2003 Asoc. Encuentro de la Cultura Cubana.