Lunes, 23 abril 2001 Cubaencuentro punto com
-
Semblanzas Encuentro en la red
-
Sin más curvas...
 
Silvio Rodríguez
JOAQUíN ORDOQUI GARCíA, Madrid Parte 1 / 2

En 1967 se presenta, por primera vez en un recital, un cantautor nacido en San Antonio de los Baños, el 29 de noviembre de 1946. Ocurrió en el Museo de Bellas Artes de La Habana y fue organizado por el grupo que formó originalmente el tabloide literario El Caimán Barbudo. Rodeado de poetas, Silvio Rodríguez interpretó algunas de sus, por entonces, extrañas canciones y nadie podía saber que se trataba del nacimiento de un símbolo y de un mito que en pocos años trascendería las húmedas fronteras cubanas para ser coreado en todas las capitales de habla hispana.

Silvio Rodríguez

Poco a poco, el joven trovador que canta al sexo libre, al amor y a los fusiles con una voz pequeña pero expresiva y con palabras explícitamente vallejianas, comienza a ser conocido en Cuba, sobre todo por una juventud ansiosa por integrarse a los nuevos aires que recorren el mundo.

Durante aquellos años, todo cuanto ocurría en Cuba era confuso, irracional, romántico y su revolución era también un símbolo alimentado por añoranzas, deseos y esperanzas disímiles y muchas veces contradictorias, que dotaban al proceso de contenidos que el tiempo ha demostrado ajenos. En todo el hemisferio occidental se gestaba una revolución libertaria que se nutría, a su vez, de mitos también contradictorios: Bob Dylan, el mayo parisino, el movimiento hippie, The Beatles, Paco Ibáñez en el Olympia, Che Guevara en Bolivia, la Primavera de Praga, el VW escarabajo, el LCD y la marihuana… De alguna forma, Silvio representó todo eso para las juventudes de Iberoamérica y España, aunque sólo un año después de su debut en Bellas Artes las tropas del Pacto de Varsovia irrumpían en Checoslovaquia, con el respaldo de Castro; aunque en ese mismo 1968 estalla el "caso Padilla" y se desata una brutal represión que incluye a intelectuales, homosexuales, Beatles, pelo largo y barbas, marihuana y hasta al propio Silvio, muy pocos fueron conscientes del absurdo que se vivía en la Isla y continuaron habitando un sueño que para los cubanos comenzaba a ser una pesadilla.

El propio Silvio pasa de tener un programa semanal propio en la televisión, Mientras tanto, a ser prohibido en todas las emisoras de radio y TV y a convertirse en un apestado. Junto a Pablo Milanés, que ya tenía un largo curriculum como compositor e intérprete, y a los incipientes Noel Nicola y Sara González, encuentra un refugio en la Casa de las Américas y en el ICAIC, instituciones desde las cuales se da a conocer en América y España. Comienzan entonces las giras, los recitales en el Santiago de Chile de Salvador Allende y una transformación paulatina y probablemente inconsciente en el contenido de las letras de sus canciones.

Salto a cont. Siguiente: Durante... »
1   Inicio
2   Durante...

Imprimir Imprimir Enviar Enviar
BUSCADOR
PORTADA
Lunes
En clave
Dulce cantar
Semblanzas
La chistera
Martes
Meridiano
• encuentro
Miércoles
Stadium
Espejo
Jueves
En Miami
Viernes
En Cuba
La mirada
Desde...
En la prensa
A debate
Cartas
Chat
Enlaces
EDICIONES

ENCUENTRO EN LA RED - Año II. Edición 101
En clave | La chistera | Meridiano | Punto de encuentro | Stadium | Espejo | En Miami | En Cuba | La mirada | Desde... | En la prensa | Cartas | Chat | Enlaces

© 1996-2003 Asoc. Encuentro de la Cultura Cubana.