Viernes, 31 agosto 2001 Año II. Edición 182 IMAGENES PORTADA
Economía
La cara oculta de un movimiento

Tras otro 26 de julio, CUBAENCUENTRO ofrece una relectura al documento que debió encabezar el programa económico de la Revolución
por ARNALDO R. LAUZURIQUE Y MARTHA BEATRIZ ROQUE, ICEI Parte 1 / 4

Aunque las actuales autoridades cubanas han proclamado que La historia me absolverá contenía el programa a acometer por la Revolución en sus primeros años, el entonces líder revolucionario Frank País encomendó a los jóvenes economistas Felipe Pazos y Regino Boti la tarea de elaborar un documento programático sobre el desarrollo económico de Cuba, que tuviera, además, un carácter doctrinal para los miembros del movimiento 26 de julio y la población en general.

M-26-7

La previsora intención de Frank País y la ilustrada labor de Felipe Pazos y Regino Boti dieron a la luz, en 1957, la Tesis Económica del Movimiento 26 de julio. Algunos aspectos en el desarrollo económico de Cuba, publicada inicialmente en México y después en la Isla, en enero de 1959.

Al menos públicamente, la tesis nunca fue rechazada ni superada críticamente, sino más bien ignorada.

Por su valor económico e histórico, el documento merece un análisis que permita enjuiciar su significación a la luz de los hechos posteriores a su elaboración, lo cual no es el objetivo de este trabajo. Mientras tanto, resulta oportuno y conveniente resaltar algunos aspectos del texto que permiten presumir los motivos que dieron origen a su inmediato ostracismo, tras el triunfo de la Revolución.

La toma de posición ante la dicotomía económica fundamental

Bajo el título de Distribución y Producción comienza la parte sustancial de la obra, indicándose que la política gubernamental debe definir si su acento fundamental debe ser distributivo o productivo.

La posición que se propone adoptar queda completamente explícita en los párrafos siguientes:

"... en el orden económico, el problema de Cuba es CRECER".

"... en años atrás y también en los que corren, el pensamiento económico del ciudadano medio propugnaba una violenta política estatal distributiva dirigida a aumentar indefinidamente los salarios. Se razonaba que en la merma de las utilidades del empresario y el aumento correlativo de los ingresos del trabajador, la economía nacional se fortalecía".

Salto a cont. Siguiente: Desde luego... »
1   Inicio
2   Desde luego...
3   Los principales...
4   El objetivo...

Imprimir Imprimir Enviar Enviar

En esta sección

Cuba hacia el capitalismo de Estado
BALTASAR MARTíN
Otra visión cubana del ALCA
DIMAS CASTELLANOS
Una vocación democrática inesperada
OSCAR ESPINOSA CHEPE
Variedades de 23 y 10
DIMAS CASTELLANOS
Soy médico, pero quisiera trabajar de taxista
OSCAR ESPINOSA CHEPE
Puerta de salida a la crisis
JOSé HIDALGO-GATO SáNCHEZ, ICEI
¿Desaparecen las vacas por arte de magia?
OSCAR ESPINOSA CHEPE
NOTICIERO
SOCIEDAD
ECONOMÍA
CULTURA
INTERNACIONAL
DEPORTE
MÚSICA
OPINIÓN
DESDE...
ENLACES
Chat
COLUMNISTAS
Cartas
BUSCADOR
Galeria
Galería
EDICIONES
» Actual
« Anterior
» Siguiente
Seleccionar
D:  
M:  
A:  
   
Animales
 
 
PORTADA ACTUAL NOSOTROS CONTACTO DERECHOS SUBIR
 
© 1996-2003 Asoc. Encuentro de la Cultura Cubana.