Viernes, 24 enero 2003 Año IV. Edición 541 IMAGENES PORTADA
Desde...
Madrid: Solidaridad y trabajo voluntario

por JOAQUíN ORDOQUI GARCíA  
Prestige
Hundimiento del Prestige frente a las costas gallegas

Hace un par de años, un domingo por la mañana, me encontraba disfrutando de una cerveza en un bar de Madrid cuando entró un mendigo, sucio y en harapos, que evidenciaba deficiencias mentales. Como quien hace algo acostumbrado, se acercó a la barra y se sentó en un rincón, discretamente. Unos segundos después, la camarera le acercó un plato de paella que el hombre comió tranquilamente. Después, dio las gracias y se marchó sin pagar. Dado que el bar está cerca de donde vivía, lo frecuenté y en más de una ocasión se repitió, sin variaciones importantes, la misma ceremonia. El hombre no sólo era mendigo y olía mal, sino que era, además, extranjero y negro, es decir, depositario de muchas de las características que suelen desatar la discriminación y las fobias. En ninguna de las ocasiones los parroquianos parecieron asombrarse demasiado ante lo acontecido.

En los últimos tiempos, España ha pasado a los titulares de la prensa internacional a causa del desastre del buque petrolero Prestige y de la marea negra, consecuencia del accidente, que está asolando las costas de Galicia y amenaza seriamente la cornisa cantábrica (Asturias, Cantabria y País Vasco). El lunes 9 de diciembre, el jefe del Gobierno español, José María Aznar, reconoció públicamente las deficiencias de la gestión de la crisis por parte de su equipo. Tal reconocimiento fue provocado por las duras críticas que le venía realizando la oposición y la prensa, pero el catalizador que ha desatado a la opinión pública española parece ser la reacción de los estudiantes universitarios que, de modo absolutamente espontáneo, sin la incitación de ningún partido político o institución, decidieron marchar a Galicia para, en su tiempo libre, contribuir a la limpieza de las costas.

El arribo de tres mil voluntarios obligó al Gobierno a organizar mecanismos de apoyo para proveerlos de materiales, comida y otros medios. Sin mencionar, claro está, la emotividad con que los gallegos recibieron semejante gesto.

Estos dos fenómenos solidarios me hicieron pensar que durante los más de 30 años que viví en Cuba jamás presencié algo parecido, y mucho menos pude vivir una experiencia similar. No porque los cubanos sean menos solidarios que los españoles, ni porque ningún cubano necesite un plato de comida (lo necesitan casi todos), y mucho menos porque la gestión del Gobierno de la Isla sea tan perfecta que no requiera ayudas, sino porque, entre las muchas cosas que se perdieron en Cuba el 1 de enero de 1959, acaso una de las más importantes fue la capacidad de conducirse según la propia conciencia.

Desde que tengo uso de razón, he escuchado hablar de solidaridad y trabajo voluntario como los más absolutos valores del régimen. Nunca tuve la oportunidad de practicar esas virtudes, porque la solidaridad consistía en ir a donde el Gobierno quisiera, y del trabajo "voluntario" mejor ni hablo.

¿Cómo se denominaría en Cuba a una persona —o un grupo de ellas— que por su cuenta, producto de su propia conciencia, intentara resolver un problema social que el Gobierno no ha visto, no ha querido ver o ha gestionado de forma desastrosa? En el mejor de los casos, "facultoso". En el peor, contrarrevolucionario e instrumento de la CIA. ¿Qué le ocurriría a la camarera de un bar que sirviera gratuitamente comida a un menesteroso? En el mejor de los casos se le obligaría a que pagara lo consumido. En el peor, el despido.

Cuando en Cuba se habla de solidaridad o de trabajo voluntario, se está acudiendo a eufemismos. En Cuba sólo se permite la obediencia.


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

En esta sección

Madrid: La patria secuestrada
JUDIT PéREZ HERRERA
Venezuela: Mensaje urgente
CARLOS V. LóPEZ
Texas: 'Me rindo'
RAFAEL E. SAUMELL
La Habana: Edmundo, la muerte y Dios
RICARDO GONZáLEZ ALFONSO
Caracas: Hugo Chávez, Salvador Allende
ANTONIO SáNCHEZ GARCíA
La Habana: Escaramuzas en la Batalla de Ideas
ALDO BALLESTER CRUZ
NOTICIERO
SOCIEDAD
ECONOMÍA
CULTURA
INTERNACIONAL
DEPORTE
MÚSICA
OPINIÓN
DESDE...
ENLACES
Chat
ENTREVISTA
Cartas
BUSCADOR
Galeria
Mini
EDICIONES
» Actual
« Anterior
Seleccionar
D:  
M:  
A:  
   
Voto
 
 
PORTADA ACTUAL NOSOTROS CONTACTO DERECHOS SUBIR
 
© 1996-2003 Asoc. Encuentro de la Cultura Cubana.