Viernes, 03 agosto 2001 Año II. Edición 175 IMAGENES PORTADA
Desde...
La ex RDA (I)

por DAVID RODRíGUEZ CUPER, Lima, Perú  

El 3 de mayo de 1978, el Gobierno de Fidel Castro aprobó y firmó convenios de colaboración con varios países de Europa Oriental, entre ellos la República Democrática Alemana (RDA). A través de dichos convenios Cuba se comprometió a enviar mano de obra barata a cambio de ventajas económicas para su régimen y no para beneficio del pueblo, como quiso hacernos creer.

Estos contratos se convirtieron, junto a la guerra en Angola, en una válvula de escape a todos los problemas que estaban provocando millares de jóvenes que habían terminado sus estudios y no encontraban trabajo. Tanto Europa como África sirvieron para deshacerse de una juventud que ya empezaba a convertirse en amenaza, como dos años después lo demostraron los hechos de la embajada del Perú en la Habana.

Después de aquellos sucesos, el Gobierno aumentó el envío de jóvenes a Europa, creándose un programa de emulación entre las provincias para ver quién enviaba más trabajadores a esos países. Aún recuerdo la propaganda que circuló entre el pueblo sobre las ventajas de trabajar en la RDA, donde se ganaban buenos salarios, lo que permitía depositar una parte del dinero en Cuba y así poder contar con una buena suma al regreso.

Para darle más atracción a toda esta propaganda de seducción se aprobó una ley, permitiéndole a los miembros de los contingentes de Cubatécnica el derecho de traer, al finalizar su contrato de 4 años, una motocicleta, (más tarde se le agregó una conflictiva cláusula que decía que este derecho era sólo para los que hubiesen mantenido una buena conducta a lo largo del tiempo de su contrato); esta medida o ley le creó problemas a Castro pues muchos de los miembros de la marina mercante protestaron para también tener derecho a importar vehículos desde el extranjero, protesta que según tengo entendido finalizó a favor de los marinos.

En 1983, llega a mi ciudad (Sancti Spíritus) el primer grupo que regresaba de cumplir 4 años en la RDA. Aquel show se convirtió en una propaganda gratuita para el régimen, pues para muchos muchachos menores de 20 años, entre los que me encontraba, era algo fascinante ver a aquellos jóvenes con ropa diferente a la nuestra, exhibiendo hermosas motos alemanas y acompañados de las mejores chicas de la ciudad, lo cual los convertía en casi dioses para aquéllos que nunca habíamos salido del país y sólo conocíamos la miseria y los productos rusos.

El llamado Órgano del Trabajo, institución creada por los comunistas para brindar "trabajo y capacitación" a los jóvenes hizo circular un llamado para que todos los que hubiesen finalizado el grado 12 y su servicio militar se incorporasen a los convenios de "Colaboración Económica" que ofrecía Cubatécnica. El llamado venía acompañado por el rumor de que los aviones hacían escala en Canadá, donde ya muchos cubanos habían pedido asilo. Este rumor causó mejor efecto que la "maravillosa" propaganda del Gobierno, pues se convirtió en la única posibilidad de escapar del encierro.


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

En esta sección

América 'the beautiful'
ALEJANDRO RíOS, Miami
Regresando al Gran Mamey
RAFAEL LóPEZ RAMOS, Vancouver
Nacidos en La Habana
IVáN GARCíA, La Habana
Tren en tinieblas
CARIDAD CRISTINA ÁLVAREZ, Villa Clara
Conversaciones con mi tía Tita
WILLIAM LUIS, Nashville
Reloj, no marques las horas
PEDRO CRESPO JIMéNEZ, La Habana
Cocuyos, grillos y mariposas
TANIA QUINTERO, La Habana
NOTICIERO
SOCIEDAD
ECONOMÍA
CULTURA
INTERNACIONAL
DEPORTE
MÚSICA
OPINIÓN
DESDE...
ENLACES
Chat
COLUMNISTAS
Cartas
BUSCADOR
Galeria
Galería
EDICIONES
» Actual
« Anterior
» Siguiente
Seleccionar
D:  
M:  
A:  
   
Ubre Blanca
 
 
PORTADA ACTUAL NOSOTROS CONTACTO DERECHOS SUBIR
 
© 1996-2003 Asoc. Encuentro de la Cultura Cubana.