Viernes, 03 agosto 2001 Año II. Edición 175 IMAGENES PORTADA
Desde...
Sueño cubano en África I

por MARíA ELENA BLANCO, Nairobi Parte 1 / 2

Es el fin de fiesta. Bajo mi ventana, en el centro de conferencias, brincan los últimos danzantes al ritmo obsesivo del tam tam; los niños, las familias se dispersan alejándose insensiblemente de las carpas donde aún quedan restos de mandazi y samosas, donde el humo de las parrillas, que antes se alzó altivo por sobre las plumas y las máscaras hasta las ramas del jacarandá, cae y se empoza en el pelo, en las ropas, dejando un insidioso aroma a carne chamuscada. Ahora empieza el sueño, la marcha sonora.

Dos filas avanzan desde el fondo a cada lado del Anfiteatro hasta la primera hilera de butacas. El público se ha ido. Voy a la cabeza de la fila derecha. Llevo sobre el pecho un tambor. Como algo inevitable, comienzo a tañer mi instrumento con toque enérgico, solemne, a uno y otro lado. Hasta que el silencio, colándose entre las rezagadas vibraciones, se impone sobre el seco golpe final.

Con sentimiento de misión cumplida paso a las noticias del día. En la televisión, Fidel Castro devela, con treinta años de retraso, una escultura de John Lennon. Todo un monumento ¿en este u otro parque?: un banco de bronce en el que por turnos se sientan junto a la efigie del Beatle y sonríen a la cámara, fuera de todo tiempo y lugar, varios apparatchniki. Por extraña analogía, Hey, Jude es el tema de fondo. Alguno de ellos, atorándose con su lengua de trapo, pontifica sobre la impronta revolucionaria de las letras de John (hasta hace poco prohibidas en Cuba). En la otra orilla se desinflaba el postrer melodrama del milenio: dos rivales sin ángel dando raquetazos en la maltrecha cancha floridense en su empeño por habitar la Casa Blanca. Han dejado pálidos a los de la Copa Davis, ahora en pantalla, más controlados, más simpáticos.

Leo en el correo electrónico la advertencia semanal sobre seguridad, cuestión insoslayable aquí. Entre otras ejemplares anécdotas, cuenta que asaltaron ayer en Limuru Road a un diplomático italiano que en vez de seguir de largo a toda marcha, atropellando a su asaltante si preciso fuere (tal como se aconseja) decidió -alma caritativa- parar su Volvo y ofrecer resistencia: herido de bala, tirado en la cuneta, perdió el auto y la ropa y casi no hace el cuento. El jefe de seguridad, con supino humor negro, termina deseándonos buen fin de semana.

Casualmente, el sábado hay invitación a una Noche Bohemia organizada por la universal Asociación de Damas de Habla Hispana con tómbola, animación y comida casera. Restaurante rústico, entre saltos de agua y eucaliptos, precisamente por esa temible Limuru Road arriba, saliendo de la ciudad. Gravitan permanentemente en derredor e invaden en picada, sin previo aviso, imágenes remotas: Rincón Criollo, Rancho Luna, Soroa. En la pista de baile, naturalmente, un cubanito es rey.

De súbito un cartel me asesta un golpe inesperado: Merry Christmas and Happy New Year. ¿Ya otra vez aquí? ¿de qué año se trata? ¿y no éramos de habla hispana? La obstinada festividad coincide esta vez, me informan, con el fin del variable Ramadán. A propósito, la prensa habla de intentos -teledirigidos desde palacio, según las (malas) lenguas- de perturbar la plácida coexistencia que aquí impera entre los diversos cultos: cristianos de las más variopintas especies; budistas de veta tibetana, pakistaní o mongólica; sij del Punjab y el Rajastán; musulmanes de todas las sectas del Profeta, incluida la liderada por el Aga Khan, gran mecenas local; sufíes, animistas y espontáneos, sin contar los inefables ritos de las tribus autóctonas.

Salto a cont. Siguiente: Si éstas concentran... »
1   Inicio
2   Si éstas concentran...

Imprimir Imprimir Enviar Enviar

En esta sección

América 'the beautiful'
ALEJANDRO RíOS, Miami
Regresando al Gran Mamey
RAFAEL LóPEZ RAMOS, Vancouver
Nacidos en La Habana
IVáN GARCíA, La Habana
Tren en tinieblas
CARIDAD CRISTINA ÁLVAREZ, Villa Clara
Conversaciones con mi tía Tita
WILLIAM LUIS, Nashville
Reloj, no marques las horas
PEDRO CRESPO JIMéNEZ, La Habana
Cocuyos, grillos y mariposas
TANIA QUINTERO, La Habana
NOTICIERO
SOCIEDAD
ECONOMÍA
CULTURA
INTERNACIONAL
DEPORTE
MÚSICA
OPINIÓN
DESDE...
ENLACES
Chat
COLUMNISTAS
Cartas
BUSCADOR
Galeria
Galería
EDICIONES
» Actual
« Anterior
» Siguiente
Seleccionar
D:  
M:  
A:  
   
Ubre Blanca
 
 
PORTADA ACTUAL NOSOTROS CONTACTO DERECHOS SUBIR
 
© 1996-2003 Asoc. Encuentro de la Cultura Cubana.