Viernes, 03 agosto 2001 Año II. Edición 175 IMAGENES PORTADA
Deporte
A la vuelta de la esquina

Las estrellas de mañana, enfrentadas en el campeonato panamericano juvenil de béisbol
por IVáN GARCíA  

Era de esperar que Cuba y EE.UU discutieran el título en el V Torneo Panamericano de Béisbol Juvenil que acaba de finalizar en Camagüey. Por cuarta ocasión, los nuestros se llevaron la de oro, no sin antes sudar la camiseta.

En el juego semifinal contra Venezuela estuvieron perdiendo 4 carreras por 1 hasta el octavo, cuando con dos outs el mejor jugador del campeonato, Kendry Morales, conectó soberbio jonrón por la banda izquierda, empatando un desafío que fuera decidido una entrada más tarde por Yulieski Gurriel, quien quizá heredó las cualidades de su padre, Lourdes, considerado el bateador más oportuno de la pelota cubana. Esta vez Morales empató a la zurda (es ambidiestro).

Además, como lanzador, Kendry relevó de perlas frente a los morochos, pues en 4 innings ponchó a 8 y ganó el juego. Después del partido de infarto ante los venezolanos, se llegó a pensar que todo sería cuestión de coser y cantar frente a EE.UU, el mejor equipo del torneo, pero que había empezado perdiendo dos por cero su partido por el título frente a los de casa. Sumamente motivados, los cubanos cayeron sobre los norteños desde el primer inning, anotando una carrera.

Pero vino el relevo del zurdo Scott Kazmir, un talento a tomar en consideración. Ojo con él. Probablemente esté llamado a convertirse en una estrella del Big Show: recta de dos costuras que se mueve muchísimo hacia arriba, tirada a 94 millas y una slider que rompe como un ciclón y confunde a los bateadores, haciéndolos lucir mal. "Tú la ves en zona buena, pero de pronto cae y es casi imbateable", declaró Kendry Morales al finalizar el partido. Kazmir lo ponchó par de veces como para desquitarse del jonrón y el tubey que Kendry le había conectado en la etapa preliminar.

El zurdo de EE.UU ponchó a 13 rivales en 6,2 tercios, pero no pudo evitar la segunda carrera, fletada por doble del jardinero izquierdo Roberto Alvarez. Los gringos empataron a dos en el sexto, expulsando de la lomita al diestro Juan Carlos Linares, quien venía tirando un gran partido.

Fue ahí que entró a relevar por Cuba el derecho Dennis Suárez, el arma secreta del director Rigoberto Blanco. Con su recta a 92 millas y sus magníficos rompimientos, Suárez redujo a nada el excelente bateo de los norteamericanos. Ponchó a 8 en 3 entradas. Y ganó el encuentro cuando al final del octavo Yulieski Gurriel trajo la tercera confly de sacrificio al center.

Cuba 3, EE.UU 2. Ambas novenas impresionaron a los especialistas, y que nadie se extrañe si a la vuelta de pocos años la fanaticada norteña aplaude a peloteros como Scott Kazmir, Jeff Cramford o Mike Nikeas. En los estadios cubanos Kendry Morales, Dennis Suárez, Yulieski Gurriel o Juan Carlos Linares podrían ser los nuevos astros. Y eso está al doblar la esquina.


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

En esta sección

Una pasión extinguida
IG
En busca del disco de oro
JORGE EBRO
Adiós, Samaranch
IVáN GARCíA
Llave maestra
JORGE EBRO
El adiós de un grande
JE, Miami
Nostalgia por 'el Duque'
IVáN GARCíA, La Habana
NOTICIERO
SOCIEDAD
ECONOMÍA
CULTURA
INTERNACIONAL
DEPORTE
calentando
rapidísimas
MÚSICA
OPINIÓN
DESDE...
ENLACES
Chat
COLUMNISTAS
Cartas
BUSCADOR
Galeria
Galería
EDICIONES
» Actual
« Anterior
» Siguiente
Seleccionar
D:  
M:  
A:  
   
Ubre Blanca
 
 
PORTADA ACTUAL NOSOTROS CONTACTO DERECHOS SUBIR
 
© 1996-2003 Asoc. Encuentro de la Cultura Cubana.