Lunes, 03 septiembre 2001 Año II. Edición 183 IMAGENES PORTADA
Cartas

Encuentro en la red <enlared@encuentro.net> agradece los comentarios, inquietudes y críticas de sus lectores. La redacción se reserva el derecho de editar las cartas, por lo que, para evitarlo, ruega brevedad. Muchas gracias.


Mi más sincera enhorabuena por este diario de asuntos cubanos. Aunque salí de Cuba en 1967 con destino a Miami y llevo más de veinticinco años residiendo en España, como decía mi madre aunque uno se vaya de Cuba, Cuba nunca se va de uno y así es, tengo 43 años, salí con apenas nueve y me siento tan cubano como cualquiera que viva en la isla. Si puedo colaborar en algo, contad conmigo. Gracias.


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

¿Cómo sobrevivir a este receso hasta el 3 de septiembre? Soy asiduo lector de ustedes y de verdad no tengo idea de cómo voy a esperar hasta el mes que viene. ¿Tienen alguna sugerencia? De todas formas, reciban felicitaciones por esta publicación que a muchos nos revive nuestra cubanía. Los espero hasta septiembre...

Ángel Lázaro Llera, Freeport, New York


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Mensaje leve al canciller de Fidel

Señor canciller de Fidel: la prohibición que sus superiores hacen caer sobre los médicos cubanos establecidos en Chile, al impedírseles visitar a sus familiares en Cuba, es otra expresión palpable de la percepción retrógrada y totalitaria que ustedes tienen cuando se trata de respetar los derechos elementales de los ciudadanos de la República de Cuba.

Ustedes dan la impresión de querer ser, a toda costa, el Gobierno de la prohibición: Raúl Rivero, ¡prohibido salir!, médicos cubanos en Chile ¡prohibido entrar!, Grupo de los cuatro ¡prohibido escribir! y, como diría García Lorca: pájaros de La Habana ¡prohibido volar! Quousque tandem.Catón.

Nosotros, los del destierro, dentro y fuera de Cuba observamos detenidamente que ustedes persisten en pretender doblegar la voluntad de los cubanos como si no bastara en nuestro sufrimiento colectivo el recuerdo de las UMAP, de los ahogados en el Estrecho de la Florida, de los actos de repudio y del acoso político generalizado.

La libertad de irse y de volver es sagrada y privar a los ciudadanos de esa libertad es un acto injusto y, seguramente, inolvidable para las generaciones futuras.

Luis Tornés Aguililla


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Señores redactores de CUBAENCUENTRO.COM:

Si bien le publicaron hace unos días la carta a los médicos residentes en Chile, en mi opinión no le han dado la repercusión que debieran. Pareciera que el derecho de los náufragos de la diáspora a visitar su país se ve con displicencia por el exilio más radical, que ha renunciado a éste por diversas razones. Esas razones que aducen para no pisar Cuba mientras se mantenga el régimen actual, por cierto, son tan válidas como las que otros tenemos para visitarla.

El asunto no ha recibido más divulgación que la propia carta de los residentes en Chile, pero sólo alcanzan a verla los que entran a la sección de Cartas. La importancia y actualidad del tema (la regulación restrictiva es nueva), merecería un comentario en la portada. La Instrucción dispone que se niegue de oficio, sin más trámite, cualquier solicitud de visa de entrada a Cuba para médicos que salieron del país con permiso temporal y no regresaron, ya fuera en encomienda oficial o inclusive por motivos personales. Que esto es cierto se puede confirmar en cualquier Consulado Cubano.

El análisis crítico de tal nueva restricción de los derechos humanos se lo dejo al articulista, que, ojalá, aborde el asunto en vuestra página principal. Baste señalar que un médico que simplemente se fue a reunir con su esposa o hijos o lo que fuera, además de sufrir el destierro a que se condena quien permanezca por más de un mes fuera de la Isla, ahora se verá impedido, bajo cualquier circunstancia, de visitar a sus padres o hermanos.

Los compatriotas que desde Chile alertaron sobre esta nueva arbitrariedad y la arbitrariedad en sí merecen mayor resonancia.

Gracias,
Cojuelo


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

A los editores de CUBAENCUENTRO:

Hace rato estaba por escribirles pero no había hallado tiempo para ello. Magnífica publicación la suya, en mi opinión y la de otros amigos que solemos debatir algunos de sus artículos los fines de semana. Nos ha llamado la atención, particularmente, la sección Internacional, que representa un esfuerzo casi inédito por parte de los periodistas cubanos en el exilio de acercarse a la problemática mundial desde un punto de vista crítico y suficientemente novedoso. Es natural que, ya fuera de Cuba, el drama que nos ha impulsado a abandonar nuestro país sobresalga por sobre cualquier otra consideración, pero abordar temas de interés internacional con la profesionalidad de que ustedes hacen gala, le presta al periódico (no sé si debiera llamarlo así) una frescura y una amplitud de miras que seguramente repercutirá en el futuro de la prensa nacional.

Atentamente,
Ricardo Moreno, New Jersey


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Queridos compatriotas:

Siempre he sido un optimista, pero a la vez realista. Tuve la oportunidad de estudiar en la ya extinta URSS, en la ciudad de San Petersburgo (antiguamente llamada Leningrado). Esos años, desde 1988 hasta 1992, llegaron a provocar un vuelco total en la manera de pensar de muchos estudiantes cubanos allí. Para mí fueron los años donde tuve la oportunidad de leer todo lo que nos estaba prohibido por parte de las autoridades cubanas: las revistas Sputnik, Tiempos Nuevos y otras que nunca vendieron en Cuba: Ogoniok, por ejemplo.

La perestroika llegó para quedarse. De eso no me quedaba duda. Vivimos años de historia: la caída del Muro, el intento de golpe de estado contra Gorbachov, etc. Rusia se convirtió en una democracia, casi completamente. Se llegaron a formar partidos en los que hasta los amantes de la cerveza tenían cabida. Lo mismo sucedió con Polonia, Hungría, Rumania, República Checa y Eslovaquia. ¡Las larvas del comunismo pasaron a ser mariposas demócratas de la noche a la mañana!

Los ojos estaban fijados en los líderes: Yeltsin, Walesa, Havel, Iliescu, etc. Pero olvidamos a los que estaban "detrás de las cortinas". A los Chernomyrdin, Gaidar, Gusinski, entre muchos más. Esos personajes eran los que partían el bacalao, estaban al mando de la KGB, de grandes industrias estatales y de poderosos ministerios. Esos antiguos ministros y directores son los magnates de hoy, son los nuevos capitalistas y oligarcas, muchos conocidos en Rusia como los "nuevos rusos".

En Cuba tenemos muchos ministros y directores de empresas que seguramente aspiran a convertirse en demócratas y magnates. Algunos de ellos ya lo son. He ahí el caso de Fernando Flores Ibarra, alias "Charco de Sangre". Un fiscal tristemente célebre por haber enviado al paredón a cientos de cubanos. Flores Ibarra tiene empresas en ultramar registradas a su nombre. Eso se pudo saber recientemente, cuando se vio obligado a huir de Chile amenazado por el cerco tendido por la FNCA, que intentaba llevarlo a los tribunales y juzgarlo por los crímenes cometidos en Cuba.

¿Cuantos magnates hay hoy en Cuba? Sin duda muchos. Todos ellos son aún fieles a Castro. Pero mañana vendrán vestidos de empresarios y serán los que manejarán la Isla ya bajo otra doctrina: la del capital.

Las preguntas son muchas: ¿Dónde está la famosa cuenta personal de Fidel Castro? ¿Cuántas cuentas más hay registradas a nombre de funcionarios cubanos? ¿A qué se dedican los funcionarios diplomáticos? ¿Quién o quiénes apadrinan el cultivo de marihuana en Cuba?

El proceso contra Ochoa y otros oficiales acusados en 1989 de tráfico ilegal de drogas, diamantes, marfil y piedras preciosas, así como lavado de dinero, nos dejó ver la impunidad con la que actúa la nomenclatura cubana, ya sea por encargo de los Castro o no.

Desgraciadamente, no creo que Cuba vaya a ser la excepción, donde la nomenclatura no se siente sobre las riquezas robadas al pueblo.

Saludos desde Suecia,
Jesús Reina Carvajal


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Amigos:

Soy el responsable de un grupo de jóvenes mexicanos que nos reunimos para discutir sobre música, literatura y cultura cubana. Esto lo hacemos viernes y sábado de cada semana. Para nosotros son muy importantes las reseñas de discos del señor Olivares Baró, y las semblanzas de Ordoqui. Después que cambiaron su formato nos perdemos un poco, porque antes estábamos acostumbrados a todos los lunes hacer consulta de las reseñas y las semblanzas, que leíamos y discutíamos los viernes después de –incluso– conseguir la discografía a la que ambos autores hacían referencia. Quisiéramos saber qué día saldrían las colaboraciones de ambos escritores y así poder planificar nuestra discusiones. Hoy esperábamos la semblanza y la reseña de Olivares Baró, y no salió nada. Nos gustaría, como lectores que somos de la sección, que estos dos escritores tuvieran un día fijo antes del viernes con sus colaboraciones, que por cierto, nos parecen lo mejor del apartado de música.

En espera de su respuesta, reciban saludos y ojalá nuestra sugerencia sea tomada en cuenta.

Mariano Luna, Joel Sánchez, Fidel Martínez, Mario Landeros, Mauricio Domínguez, Fernando Juárez, Alberto del Rincón, Sergio Hernández, Gabriel Serrano, Juan Álvarez, Yago Amat, Juan Manuel Gomara, Alfredo Troncoso, Laura Flores, y otros 10 compañeros.


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Es comprensible el deseo de algunos de repudiar a los artistas conformistas que llegan desde Cuba a presentarse en la Florida, pero pienso que las protestas en las calles de Miami le hacen el juego a El Comediante en Jefe (acertada denominación de Zoe Valdés).

Propongo que aceptemos a esos artistas –si las autoridades cubanas les permiten venir– bajo el concepto de que "la patria es de todos".

Podríamos hacer énfasis en que somos tolerantes, y ello en señal de respeto a Vladimiro Roca y todos los disidentes que en Cuba sufren cárcel y persecución: recuérdese que la dictadura castrista es la que realmente se opone al mencionado concepto de que "la patria es de todos".

Sinceramente,
Gonzalo Fernández


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

A Rafael Rojas y a la redacción:

Contestarle a los voceros, sin opinión propia, del lamentable rebaño que pace –muy bien controlado– en las praderas del totalitarismo, es como perder los tañidos de las campanas que se lanzan al viento.

En mi opinión, es necesario olvidar los "argumentos" que esgrimen para desviar la atención de lo que realmente les ha dolido. Volver a las verdades que tratan de evadir.

Conocí a Rafael una noche en Miami, en casa de María Cristina Herrera. Soy de Santa Clara, donde también conocí a su abuelo y a su padre. No me ha parecido jamás un derechista o un reaccionario. Al triunfo de la revolución fui dirigente de la FEU de la Universidad Central de Las Villas, compañero de Porfirio Ramírez, y luego mi defensa de la verdadera revolución por la que luchó nuestro pueblo me llevó a cumplir largos años de prisión, en los cuales no variaron mis principios revolucionarios. Todavía existe en Cuba gente que me conoció, y Rafael seguramente puede encontrarlos.

Si hablo de esto, que puede entenderse como muy personal, es solamente para establecer claramente que la liebre soltada por los comisarios del totalitarismo, una vez más, es un intento de desviarnos, porque lo que en realidad les duele es la verdad que ENCUENTRO ha puesto en las manos de los seres humanos capaces de pensar inteligente y serenamente por las cuatro esquinas del mundo intelectual.

Esperemos su reacción "descalificadora" en relación con los abrumadores testimonios publicados sobre el presidio político. Veremos si los podrán enfrentar.

¡Siempre la verdad es su mayor enemigo!

Agradecido a la revista. Un abrazo a Rafael,
Roberto Jiménez


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Señores redactores de la página CUBAENCUENTRO:

Hace unas semanas que los encontré y los felicito sinceramente. He leído cartas en que les critican por quedarse cortos, y otras en que les censuran porque dan cabida o se refieren a posiciones extremas de la derecha. Es el precio que deben pagar por el ecumenismo ideológico, único camino por el que podría alcanzar la redención nuestra tierra natal. La visión del mundo que cada uno tiene es el resultado de nuestra historia personal, irrepetible y única.

Por poner dos ejemplos: cuando Iván de la Nuez, en la entrevista publicada en este sitio, nos dice desde sus posiciones ultramodernas que la República de Cuba es un ensueño, nos da  la visión de quien no conoció ni siquiera unos años de aquella etapa, de quien se nutrió en los años decisivos de la infancia con la leche intelectual de la historia oficial construida por el castrismo, y en sus concepciones actuales esos antecedentes están presentes, probablemente empujándolo a posiciones extremas de negación absoluta de todo valor nacional. Cuando José, en la sección de cartas, les reclama un espacio para el presidio político y las áreas más siniestras de esta historia contemporánea en Cuba, prima lo que él o sus allegados sufrieron en esas instancias.

Hay que entender que todos hemos sido víctimas. Aun los que se quedaron y pecaron no sólo de pasividad, sino que se integraron de alguna manera al proceso, fueron víctimas, porque el régimen no le dejó a nadie alternativas válidas, y aquello de los once millones yéndose y Raúl apagando el Morro sólo es un chiste: la población en la Isla ha sido la víctima  principal. Claro que tendrán mayor autoridad moral en un escenario democrático aquellos que se exponen a represalias y afrontan la marginación social en los distintos movimientos disidentes en la Isla, pero todos deberemos participar, hasta los que pudimos, de una manera u otra, salirnos cobardemente de la tragedia (si no en espíritu, sí en materia).

Todo lo que sea exclusiones, posiciones extremas, venganzas e intolerancias, nos rebaja. Esas han sido las columnas del régimen. Todo lo que sea comprensión, mirada al futuro, hermandad entre cubanos, nos permitirá superar la división sembrada en estas décadas y nos hará crecer. Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra, porque a fin de cuentas "la patria es de todos" no es sólo una frase feliz, sino la verdad monda y lironda.

Cojuelo


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Mis felicitaciones por la notable evolución de CUBAENCUENTRO. Ello también demuestra la madurez y profesionalidad de todos los que contribuyen a hacerla posible. Es digno de encomio el hecho de que publiquen las opiniones discrepantes y hasta insultantes –que en realidad son elogios–, pues los enemigos de la libertad, los que controlan a Cuba, no tienen valor para permitir lo mismo.

Nunca teman tratar temas controvertidos: el embargo, el racismo en la sociedad cubana, el apartheid turístico, la ultraderecha del exilio y sus bobadas, el social-fascismo que desgobierna nuestro país.

Los verdaderos periodistas siempre tratan de ser imparciales, y las opiniones diversas que ustedes publican, desde las de un Cuesta Morúa, con su izquierda liberal, hasta las de un Raúl Rivero, reflejan su compromiso con la causa de la reconstrucción de una sociedad civil en la Isla. Desde Miami, un socialdemócrata que sueña con volver a Cuba.

Carlos Delgado


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Mucho rollo y poca película es lo que veo tras el mensaje de la mayoría de los artículos publicados por ustedes. Comparto con Elizardo Sánchez Santacruz la idea de que después de la muerte de Castro no podrá haber un castrismo en el sentido de que comenzará a ocurrir una transición hacia el capitalismo, pero pienso que la nomenclatura actual se las arreglará para mantenerse en el poder y convertirse en nueva clase capitalista excluyendo o limitando al mínimo la participación de la burguesía cubana en el exterior.

En la historia, ninguna clase que detenta el poder se ha suicidado, todas tratan de auto preservarse y la nomenclatura cubana no va a ser la excepción a la regla.

Tampoco es cierto que siempre que terminan los días de un caudillo carismático termina totalmente su ideología… a veces la misma se modifica.

Analicen el caso de Mao. El partido comunista sigue en el poder pero con ciertos elementos de economía capitalista que se han incorporado a la realidad social. ¿Su ideología sobrevive? Sí y no, pues se ha transformado considerablemente. Pero, pese a ello, la misma nomenclatura sigue ahí.

Y miren a la Rusia y la Europa del Este de hoy, donde muchos de los nuevos millonarios y de los actuales gobiernos burgueses son miembros de la antigua cúpula comunista.

Moraleja. No importa la variación de la ideología. La elite que coge el poder –sea cual sea la variación ideológica–, una vez que lo agarra no lo suelta más, aunque le den candela como al macao.

¡Vean la vida como es y no como quisieran que fuera! Los sucesores de Castro puede que quieran ir hacia el capitalismo en Cuba, y van a llegar allí, pero con ellos mismos de capitalistas! No le den más vueltas: si quieren que les den participación, ¡tendrán que sencillamente cuadrar la caja con ellos y compartir el dulce!

Un saludo –y la anterior advertencia– desde New York.


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Quiero felicitar a Carlos Wotzkow por su artículo El bosque en Cuba. Salí hace poco de allá y antes de hacerlo me dediqué a recorrer lo más que pude algo de la Isla, en todos los viajes tuve impresiones que concuerdan con la información que expone Carlos. Lo de "los Campos Elíseos" en las riberas del Cauto, es una medida tan ridícula que causa risa, y no me sorprende, pues todos sabemos qué suele ocurrir cuando la politiquería se mezcla con cualquier problemática. Me parece muy bien que alguien se preocupe en llamar la atención sobre un tema que muchos no tocan.

Para ser sincero, y sin aires de entrar en una discusión sin sentido, me pareció un poco duro el escrito La generación Mikimbin (o como se escriba). Comparto la opinión del autor de que entre las cosas que ha generado "la gloria que se ha vivido" están los nombres impronunciables, una mentalidad que espanta y un concepto sumamente falso de "la cubanía" que va a ser difícil de borrar (y que ya se nos trata de enganchar en muchas partes del mundo, por gente tan o más mediocre, por supuesto). Sin embargo, me parece más productivo que las barreras que se apliquen para separarnos del mal gusto y la mediocridad no sean generacionales, de lo contrario estaríamos aceptando el hecho de que el futuro que nos espera será una cloaca. Quiero aclarar que no digo que le falte objetividad al escrito, sólo que es muy punzante la división que se usó para caracterizar a gente así.

Muchas gracias por este sitio.

Atentamente,
Javier (Mikimbin) Santos González, México.

P.D: De más está decir que mi fecha y lugar de nacimiento me incluyen por definición en ese concepto de generación Mikimbin, pero vamos, si el autor tuviese razón, les juro por mi madre que mi caso fue un error fatal de la cigüeña.


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Buenos días. Mi nombre es José, y les propongo que establezcan, diseñen o conformen una columna en la que se puedan reflejar las experiencias y vicisitudes vividas por muchos en el presidio político en Cuba. Donde también se pueda denunciar a los torturadores y colaboradores del régimen que se pasean por Miami, disfrutando de este país y manteniendo niveles de vida a base de fortunas "extrañas". Algunos de ellos podrían ser cooperantes activos de Castro (espías).


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Estimados redactores:

Representamos a un numeroso grupo de médicos cubanos residentes en Chile, y queremos divulgar la más reciente y flagrante violación a los derechos humanos cometida por la dictadura de Fidel Castro.

En estos días finales de julio, el Gobierno acaba de dictar un Decreto Ley que prohibe oficialmente la entrada a Cuba, incluso de visita, de todos los profesionales de la salud emigrados después de 1990 y que residan actualmente en cualquier parte del mundo. Como es lógico, este Decreto Ley no ha sido publicado en ningún órgano oficial de prensa.

Sólo rogamos a los medios de prensa internacional que se publique esta noticia, previa investigación de la veracidad de nuestra denuncia.

Por otra parte, le comunicamos que estamos convocando a una manifestación como protesta, en todas las sedes consulares cubanas del mundo.

Es nuestra intención realizar estas manifestaciones el próximo 13 de agosto, coincidiendo con el 75 cumpleaños de Fidel Castro.

Hemos dispuesto llevar pancartas con las que queremos recordar al régimen de Castro que:

La patria es de todos.

Somos médicos, no terroristas.

Tenemos derecho a pisar nuestra tierra.

"Cuando los pueblos emigran, los gobernantes sobran".
José Martí.

Médicos Cubanos Residentes en Chile


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Seguramente la señora Ninoska Pérez Castellón olvidó que quienes deben decidir el futuro de Cuba e implementar los mecanismos necesarios para llegar a un gradual proceso de transición allí, están en el interior de la Isla, jugándose el pellejo y exponiendo su exigua libertad, mientras la línea dura de Miami continúa su vendetta personal contra el castrismo. Parece que a algunos le importa más darle en la cabeza a Fidel Castro que resolver de una vez y por todas el problema cubano. Pero cuidado, darle en la cabeza al dictador no significa que se reniegue de las iniciativas de la disidencia interna –como el Proyecto Varela–, la cual, repito, está llamada a encabezar los cambios en Cuba. En este sentido, me pareció muy equilibrado, y mesurado, el artículo Cisma en la Fundación, publicado recientemente por CUBAENCUENTRO.

Un saludo.
Raimundo Tejedor, Frankfurt


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Noto una preocupante ausencia de trabajos en su revista relacionados con el mantenimiento del embargo, o a su favor. ¿Acaso se trata de algo "políticamente incorrecto", o es que nadie de la "mafia de Miami" les escribe?

En mi opinión, el embargo no debe ser levantado en estos momentos, pues le facilitaría al Gobierno lograr un mayor control sobre la población gracias al método del palo y la zanahoria. Zanahoria en la forma de empleos y retribuciones a quienes obedezcan sin chistar. Palo para los que se salgan de la línea trazada por la política oficial. En ambos casos, el dinero que llegaría a manos del Gobierno a través de los cientos de miles de turistas norteamericanos que arribarían a Cuba, de los créditos de los empresarios, etc., contribuiría decisivamente a implementar la anterior combinación. Una combinación letal.

Además, el embargo será un instrumento de negociación decisivo a la hora de sentarnos a la mesa con una jefatura post Castro. Una jefatura a la que se le estará moviendo el piso desde el mismo instante en que el tirano largue su último suspiro. Y ya está en eso.

Armando Rentería, Madrid


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Quiero felicitar a la revista por el artículo Interpretaciones y Silencios, de Luis Manuel García. La primera vez que le escribí a ustedes fue para criticar el pasado de su director, Jesús Díaz, como si la mayoría no tuviéramos un pasado, de acuerdo con nuestra edad, en relación a lo ocurrido en Cuba. Reconozco que fue un error mío.

El periodista Luis Manuel García toca un tema muy delicado –pero no olvidado– que la prensa del régimen jamás menciona. El proceso a Milosevic, por su complicidad en las masacres colectivas, tiene relación con esto. Fidel Castro y sus cómplices tendrán que responder algún día por las masacres que inauguraron su toma del poder.

No se ha olvidado la masacre de Santiago De Cuba, donde fueron ejecutados más de 80 militares y civiles acusados de criminales de guerra y sepultados, muchos aún con vida, en una zanja abierta previamente. Ni la de los cientos de fusilados a lo largo y ancho de nuestra patria luego de pantomimas de juicio que continuaron por muchos años más hasta nuestros días.

Las víctimas no han sido olvidadas, ni sus victimarios tampoco. Es necesario que la justicia prevalezca. No se puede castigar un hipotético crimen cometiendo otro crimen.

Gustavo Carmona, Texas


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

He leído la carta insultante y lamentable de Carlos Castillo contra Jesús Díaz, director de la asociación ENCUENTRO, que me recuerda las que escribían quienes apoyaban (y así hacían méritos) la dictadura franquista, que sin embargo duró menos que la del Comandante en Jefe-Líder Máximo, y fue bastante menos cruda y represiva. Estoy seguro que Cuba sin el castrismo, y teniendo en cuenta sus condiciones, hoy sería, a su nivel, una potencia mundial. Lo que además sería mucho más positivo para el desarrollo iberoamericano, en lugar de la nefasta e irresponsable deriva guerrillera, populista, demagógica (con y sin capucha) en que la han convertido.

Las dictaduras, los sistemas totalitarios, por medio del terror, la represión y el control, encarnan en buena parte de los ciudadanos, que se convierten en súbditos e institucionalizan pública y privadamente la justificación de su sometimiento y claudicación, su calidad de oprimidos. Lo que a una parte de ellos les lleva –para tapar sus vergüenzas, su entrega al dictador y a la dictadura, activa o pasivamente– a atacar con saña, a insultar violentamente, a los oponentes, disidentes y críticos.

La historia de la lucha contra las dictaduras –y lo que es peor, contra los sistemas totalitarios como el cubano, contra los sistemas nacionalistas, policiacos, contra los sistemas fundamentalistas– pone de manifiesto que gracias a los que con gran riesgo y sacrificio luchan por los derechos humanos y la democracia, por la libertad, la verdad y la justicia, es que ha progresado la humanidad y el ser humano ha podido desenvolverse como tal, libre, crítica y autónomamente. Quienes defienden esas dictaduras, por activa o por pasiva, mantienen, legitiman y apoyan el oscurantismo, la corrupción y la degradación del hombre, y son la negación de la libertad, que es lo más sagrado que éste tiene.

Miguel Cancio, Santiago de Compostela.


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

A la redaccion de Cubaencuentro:

Quiero felicitarles por la calidad de su periódico en la web y también agradecerles su trabajo. Para mí, que vivo ya por muchos años fuera de mi país y mantengo pocas relaciones con la diáspora cubana, CUBAENCUENTRO es un "lugar" donde me informo y aprendo. Al final de un día pensando y hablando en otro idioma, la publicación funciona como un oasis. Cierto que a menudo hallo noticias que no me complace leer; las noticias de Cuba hablan de una realidad indeseable... pero hay mucho más y sobre todo un espacio consciente de que existe una intolerancia contra la cultura que no se limita a los polos del conflicto cubano.

Me resulta especialmente agradable encontrar artículos de compatriotas residentes en la Isla y de otros que, aunque rubrican su trabajo en otras tierras, comparten su pasión por nuestra cultura. Gracias por estar ahí.

Oscar Alvarez Holt-Seeland,
Oslo, Noruega


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Luis Alberto García y yo nunca compartimos la misma visión política, pero leer su entrevista me ha conmovido por su sinceridad. Evidentemente su postura sobre Cuba y su realidad es hoy mas flexible que en los años en que nos conocimos trabajando para Radio Ciudad de La Habana, la emisora de los poetas, cuando él era parte del elenco de actores que hacía "El Programa de Ramón". Parece ser que todavía le queda algo de ese amor incondicional que le profesó a Fidel Castro y a su desgobierno. Sus razones tiene, pero como le va a los mismos equipos que yo (el de los artistas y los Industriales), merece mis respetos (ideologías aparte), además de la admiración que le profeso como actor. Al Cesar lo que es del Cesar...

Raúl Dopico, México, D.F.


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Hasta hoy que me empaté con ustedes en la red, no tenía una idea clara de la mierda que se puede escribir sin que necesariamente sea publicada en el Nuevo Herald. Me resisto todavía a creer que un tipo al que un día conocí y respeté pueda dirigir ese bodrio que se llama ENCUENTRO.

Qué pena me das, Jesús.
Carlos Castillo


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Hola compatriotas.

Lamentablemente me he encontrado con un error en el interesante artículo Nombres Propios, publicado por CUBAENCUENTRO.COM el 13 de julio de 2001.

En dicho artículo se afirma que el nombre Kirenia significa basura en ruso, cosa que no es cierta. Basura se dice músor [músar], otjody.

Sin embargo tengo un primo de mi cuñado que se llama Vodny, nombre que fue extraído de un libro ruso y que significa acuático, de agua, fluvial, hídrico, etc.

Lamentablemente nuestros compatriotas de la Isla abusan de tal libertad de poner el nombre que gusten a sus hijos y ahí soy partidario de un severo control por parte del Estado. Aquí en Suecia no es permitido nombrar a los hijos totalmente como uno quiere. Hay varias reglas para ello y han habido muchos casos donde la Oficina de Hacienda ha obligado a padres a elegir otro nombre para poder registrar al niño. Ojo: esto sucede solamente con los nacidos aquí.

Este problema quizá tenga su origen en la ausencia de derechos civiles en Cuba y la gente lo hace (supongo) por protestar o simplemente por ignorancia. En este último caso se pone de manifiesto lo que yo muchas veces he aclarado a confundidos: Cuba es un país donde la gente tiene un nivel académico alto. Pero no confundamos nivel académico-técnico con nivel cultural. Cuba, desgraciadamente, es un país de ignorantes y me duele en el alma decirlo pero es así.

Un abrazo desde Suecia,
Jesús Reina Carvajal


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Ninguna publicación es perfecta, pues la subjetividad, en lugar de la objetividad que alegamos, sale a relucir. Me parece injusto, sin embargo, que Ricardo López, quien no da a conocer su nacionalidad ni el lugar de donde escribe, pero que por citar las bibliotecas de los EE. UU. da la impresión de vivir en este país, critique a CUBAENCUENTRO. Con sólo leer las razones y propósitos de esta publicación, entendería la función que desempeña en la inter/intra comunicación de cubanos y ajenos. Estoy seguro de que a pesar de que sea correcto criticar todas las restricciones que normalmente suelen imponer las dictaduras a sus ciudadanos, si CUBAENCUENTRO no hubiera sido cubana, sino chilena o de otro país donde rigió el fascismo, Ricardo López no discreparía con la proyección crítica de la revista.

Por último, probablemente los seguidores de Castro no se pierden ni una sola edición de CUBAENCUENTRO, para luego contraatacar, intentando minimizar así el desprestigio del régimen, que llega a negarle acceso a las fuentes informativas a sus ciudadanos, fuentes de las que las bibliotecas públicas en Cuba también forman parte.

Espero que muchos le deseen larga vida a la publicación, que puede contribuir considerablemente a lograr una nueva sociedad cubana, donde prevalezcan la razón y el juicio, no las pasiones extremas.

Carlos Delgado, Miami


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Desde Toronto quiero hacerles llegar mi más sincero apretón de manos por tener la visión de hacer una revista que destaca por su seriedad y diversidad, por su agudeza intelectual y compromiso de difundir la experiencia creadora del exilio y el "inxilio".

Quiero decir, en definitiva, que me ha agradado de manera especial leer la entrevista con Luis Alberto García, un actor y colega al que siempre he respetado. No obstante, leerlo desde la experiencia de la diáspora me ha "removido el piso", y ello con unas cuantas verdades bien dichas: con autoridad, respeto y conocimiento.

Gracias Luis Alberto. Gracias CUBAENCUENTRO.
Aché.

Ricardo Acosta, Canadá


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

En la Biblioteca Nacional de Cuba, estimado Sr. López, ha existido desde hace 40 años una política de restricción de acceso a obras e información que está menos basada en el temor a que se dañe un tomo valioso (que es el motivo principal de las restricciones en los otros países que Ud. menciona) que en la voluntad expresa de no permitir a gran parte de la ciudadanía el acceso a información "no adecuada". Esta sabida realidad puede rastrearla, a modo de ejemplo, en varias novelas de Reynaldo Arenas o en Nuestros años verde olivo, de Roberto Ampuero.

Ud. obviamente no sabía o no quiere saber esto. Y no será el único. Motivo más que suficiente para machacar, una vez más, sobre la triste verdad del apartheid informativo que sufre el pueblo de Cuba.

Ud. dice que CUBAENCUENTRO transpira un anticomunismo propio de la guerra fría. Con el mayor respeto: tratar el deporte, las artes plásticas, la literatura, entre muchos otros temas de fuera y dentro de Cuba, no creo que sea una muestra de la polarización de ideas a que se refiere. Compare CUBAENCUENTRO con cualquier órgano de prensa de la Isla. Verá cómo silencian la obra y el quehacer de todo cubano deportista, pintor, escritor, etc., que viva en el extranjero o aun en su país de origen, pero no se mueva como peón del régimen. Y si hablan alguna vez es para difamar y denigrar.

Por favor, no olvide que somos más de 2 millones viviendo en el exterior (y muchos otros millones deseando huir del paraíso socialista). Creo que tenemos derecho a expresar nuestra opinión, que obviamente casi nunca coincidirá con la de Fidel Castro. Si a Ud. le molesta nuestro punto de vista está en su santo derecho de buscar información en otras fuentes. En la página http://www.cubanet.org/govlinks.html encontrará una amplia colección de enlaces con medios de prensa del castrismo.

Atentamente
Manuel Salinas, Colonia, Alemania

_____r e f e r e n c i a s_____

1. Un resultado patético
[http://arch.cubaencuentro.com/cartas/2001/07/17/3003.html]


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Sr. director:

Con frecuencia leo su revista y constato que, más allá de la pluralidad de ideas de la que pretende ser portavoz, es evidente en sus artículos una fuerte carga de un anticomunismo propio de los tiempos de la guerra fría. Es una perspectiva no necesariamente cuestionable, atendiendo a la libertad de opciones que puede tener cualquier revista orientada a la polémica. Sin embargo, víctima de este visceral anticomunismo, casi todos sus artículos, por diversos que sean sus temas, tienen por leit motiv mostrar, demostrar y/o denunciar cómo la "feroz dictadura" de Castro se aprovecha, utiliza, manipula, explota, oprime, destruye, etc., lo que sea y como sea que haya existido, exista, o esté en proyecto de existir en Cuba. El resultado termina siendo un flaco favor a la revista, porque sus artículos no aportan salidas a ningún debate. Siempre se llega a lo mismo: Castro es intrínsecamente perverso, y todo será mejor cuando él y sus secuaces hayan desaparecido.

Si me he atrevido a expresarle estas ideas, es porque me ha parecido el colmo el artículo referido a los cambios efectuados en la Biblioteca Nacional ("Sólo para VIPs"). La categorización de usuarios es una política absolutamente coherente con el carácter de una Biblioteca Nacional. Se ha efectuado un cambio que ya aplican diversas Bibliotecas de carácter nacional en América Latina, Europa y los Estados Unidos. Existen un conjunto de razones técnicas, de manipulación de textos y de manejo de público que justifican plenamente la categorización de usuarios para Bibliotecas nacionales que resguardan patrimonio (al respecto, sería bueno que la redacción de la revista se informara sobre el tema en la International Federation of Library Associations, IFLA).

Sin embargo, para la redacción de ENCUENTRO, aún esta medida (que obviamente, en sus inicios genera resistencias) es otra de las "muestras" de discriminación ("Aunque en Cuba todos "debemos" ser iguales..."), y opresión ("una especie de apartheid informativo y literario...) de la dictadura. Es más, el artículo manipula uno de los criterios de la categorización, cuando dice que ésta incluye a los extranjeros, homologando turistas (y los fenómenos que a ellos se asocian) con los especialistas extranjeros que lógicamente deben tener acceso al patrimonio documental y bibliográfico de la Biblioteca Nacional. Si se revisa cualquier política de categorización de usuarios de cualquier Biblioteca Nacional moderna, se verá que en ella se incluyen a los especialistas extranjeros.

El resultado es patético: blasfemar, blasfemar, que algo queda. Lamentable para una revista que podría ser un buen espacio para polemizar.

Atentamente
Ricardo López

_____r e f e r e n c i a s_____

1. Sólo para VIPs
[http://arch.cubaencuentro.com/encuba/lasemana/2001/07/06/2960.html]


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Gracias al artículo de Rafael Rojas –mi coterráneo– en CUBAENCUENTRO.COM, sobre la presentación en México del número por el quinto aniversario de la revista, pude apreciar que los editores de la publicación hicieron justicia, entre otros "agujeros negros" de nuestra historia reciente, a los alzamientos en El Escambray.

Efectivamente, esa es una de las páginas mas olvidadas y distorsionadas de esta porción de nuestra historia. Tanto El Escambray mismo como todos los demás focos de alzamientos que se extendieron a lo largo de nuestro territorio nacional.

Quiero invitarlos a visitar y divulgar una modesta página que hemos ido formando precisamente con el objetivo de contribuir a que salga a la luz la verdadera historia de esos acontecimientos. La iniciamos a propósito del 40 aniversario de la conocida como "Primera Causa del Escambray", y, sin recursos, estamos aún elaborándola, siempre con testimonios de primera mano a nuestro alcance.

La dirección es: http://www.sierraescambray.com

Les agradeceríamos sus opiniones, sugerencias, colaboraciones y divulgación.

Roberto Jiménez: rojimfam@aol.com
José Rodríguez: josehrod@bellsouth.net
Juan J. Colina: jcolina3@bellsouth.net


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Leo asiduamente Encuentro, sobre todo la sección de deportes, que me resulta muy interesante. Cuando estaba en la Isla (salí hace apenas un año) desconocía la trayectoria de mucho atletas cubanos en el exilio, en particular de los peloteros. Hablo no sólo de aquellos que se han "quedado", sino también de sus descendientes. Es impresionante constatar el grado de desinformación que existe en Cuba al respecto.

Felicitaciones
Damián Ramos, Chile


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Vuestra publicación debería llamar la atención sobre un fenómeno que preocupa a todos los españoles de buena fe: el anexionismo que hoy por hoy está practicando la cúpula del poder en Cuba (con respecto a EEUU). Es escandaloso que se incaute la libertad de una nación en nombre de su soberanía con relación a un país extranjero y se pretenda comerciar y vivir a expensas del "enemigo", cuando desde hace 40 años se le culpa de todos los males conocidos y por conocer (el bloqueo). A este paso, Cuba será una estrellita más en la bandera del norte.

Pedro Goicochea, Navarra


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Me gustaría que la revista tratara más el tema del medio ambiente, la flora y la fauna cubana. Según tengo entendido, la cuestión ecológica afronta grandes retos en la Cuba de hoy. Parece que el Gobierno no ha sabido llevar a la práctica una política de reforestación y cuidado de los recursos naturales adecuada, pero, por otra parte, nosotros en el exilio no hemos tenido la constancia necesaria para denunciar la desidia con que se aborda el asunto. Cuba, señores, está en peligro. Más allá de la política, lo que hay es que salvar la Isla, su tierra, su fauna, su flora. Salvemos el país para nuestros hijos y nietos.

María Rosa, Barcelona


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Seré muy breve, sólo os escribo para felicitaros por vuestro magazín, hacía mucho tiempo (desde que salí de Cuba) que no veía algo por lo menos objetivo en el planteamiento que mereciera ser leído con detenimiento, espero que continuéis así, es gratificante para un cubano en el exterior poder pulsar la temperatura de nuestra sociedad desde dentro y, sobre todo, con una visión objetiva.

Muchísimas gracias por todo,
Sandro


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Sobre la pena de muerte

No vamos a tomar parte en si la pena de muerte es justa o no. Sólo queremos destacar que la mayoría de las organizaciones y los medios de difusión que se han hecho eco u organizado protestas sobre este asunto, han apoyado y apoyan al régimen de La Habana, que hasta el presente ha fusilado más de 10.000 opositores en sus 42 años de tiranía y nunca ha protestado por esto ni por la ausencia del cumplimiento de 25 de los 30 Derechos Humanos establecidos en la Declaración de los mismos en Las Naciones Unidas.


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

La isla del necrosueño

Indigente error podría ser el ligar la esperanza de libertad en nuestro país a la muerte de Fidel Castro.

Aunque a muchos cubanos el rencor nos hacine en un necrosueño, lo que realmente importa es crear, con tenacidad y calma, las condiciones de un cambio definitivo hacia la libertad.

Los decenios que el turista de paso ignora son precisamente el lapso histórico que los cubanos vimos como un tiempo detenido. Un tiempo que conocemos de memoria con sus presos, sus ahogados y sus miserias que, al final, podrían ser fundamento paroxístico de un nuevo ideal, gracias al cual, no quede sitio para el olvido.

Hoy, en este mismo momento es que usted lee estas líneas, hay cubanos quijotescos abriendo brechas hacia una visión del mundo impermeable a los gérmenes que parieron el dogmatismo pero ellos saben que obran en un océano de disimulación colectiva donde el momento fugaz en que Fidel Castro deje este mundo zumbará como el cañonazo de las nueve que casi nadie oye.

La cruel realidad sociológica de nuestro país nos impide guindar el futuro nuestro a un funeral porque el infierno encontró muchas veces, en nosotros mismos, la fragua desaforada y por esa razón, hoy, usted podría conversar con un cubano residente en Roma o Berlín quien, sin inmutarse un segundo, le dirá que él es un ex capitán de las FAR un ex miembro del PCC y un ex internacionalista del Afrika Korp.

Así las cosas, todo indica que nuestra verdadera tragedia como pueblo habrá sido la incoherencia entre lo pensado y lo hecho. ¿Teníamos que pasar por ahí como nación?

El caso es que por ahí pasamos y que ahora el lío es hacer las cosas de tal modo que, ad vitam, el terrible pujo nos sirva de lección.

A buen entendedor...
Luis Tornés Aguililla


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

¿Altísima calidad de la enseñanza?

Por regla general, el Gobierno se jacta de los niveles de educación "de primera" que reciben los niños en Cuba. El autor de este trabajo, en la solidaria compañía de 3 amigos "suicidas", se dio a la ardua tarea (no exenta de miles de vicisitudes) de realizar una encuesta entre 200 estudiantes de 5to. grado en 12 escuelas primarias de los municipios Playa, La Lisa y Marianao de la capital. He aquí los resultados, que no dejan de ser sorprendentes, preocupantes y que ponen en tela de juicio los pregonados "logros de la revolución" en este campo:

- El 100% de los encuestados (200) tuvo al menos 3 faltas de ortografía graves en un párrafo de 36 palabras.
- El 91% (182) tiene serios problemas en la conversión de unidades de medida: kilogramos a gramos, metros a centímetros, toneladas a kilogramos, etc.
- El 100% mostró desconocimiento en temas y personalidades cumbre de nuestra historia, básicamente en aspectos relativos a las Guerras de Independencia, libradas en el siglo XIX.
- El 72% (144) no sabe medir un ángulo con un semicírculo.
- El 84% (168) comete errores en las operaciones matemáticas con números fraccionarios.
- El 51% (102) se equivoca en operaciones de división con números decimales.
- El 34% (68) no pudo localizar el sujeto y el predicado en una oración simple.
- El 70% (140) fue incapaz de explicar adecuadamente el ciclo del agua en la naturaleza y sus diferentes fases.
- El 100% conoce sólo las banderas de Cuba y de los Estados Unidos.

Contradictoriamente, todos, sin excepción, conocen a los Pokémon de Nintendo, tienen preferencias por Batman, Coca-Cola, chiclets con calcomanías de monstruos, dibujos animados de Walt Disney, Warner y zapatos deportivos Nike...

Los resultados anteriores demuestran que la formación básica de los niños en las escuelas primarias es deficiente y que no los prepara para los retos del futuro. Habría que preguntarse entonces cómo es posible que los índices de promoción en esas 12 escuelas supere el 97%. ¿Fraude colectivo? ¿Benevolencia extrema de los maestros y directivos?

El tiempo dirá la última palabra.
JRGL, La Habana


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Viva Cuba libre y democrática, abajo las dictaduras.

Estos lemas y este escrito se mantendrán permanentemente en forma de ventana en mi pagina web: http://www.miguelcancio.com, e invito a todos los internautas a hacer algo similar, a movilizarse infomediáticamente, en los medios de comunicación, etc., en la medida de sus posibilidades, por la democracia en Cuba; a luchar firme y pacíficamente contra la dictadura cubana y contra todas las dictaduras.

Esta ventana permanecerá permanentemente abierta hasta que Cuba, desde dentro y con el apoyo de los de fuera (que unos y otros sepan que no están solos, que se sientan activamente reconocidos, arropados y apoyados), consiga la democracia para todos los cubanos que residen en nuestra queridísima Perla del Caribe y para los que han sido forzados a abandonarla, a exiliarse.

Miguel Cancio, Galicia,
España


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Que Encuentro en la Red escriba de "artistas con arte" al decir de los andaluces, como Manuel Machado, que han hecho base en Europa, es importante, porque reconoce que no hay que estar físicamente en algún sitio en especial, para poder expresar coherentemente un lenguaje musical determinado o definir raíces que, por demás, viene en las venas; Machadito reafirma un poco esa aseveración del crítico del diario español El País Fernando Íñiguez quien escribió en un artículo, que los músicos de la Isla (la Cuba eterna) que desarrollábamos nuestro trabajo desde Madrid, habíamos convertido a esta ciudad en una especie de extensión del muro del Malecón habanero.

Alina Brouwer


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

A nosotros los cubanos cuando nos da por algo...

La unica diferencia entre ustedes y el periodico granma, saben cual es?

Uno es el mas comunista del mundo y el otro el mas anticomunista ... pero en todo lo demas son exactamente iguales.

Ambos carecen de puntos de vista objetivos ese ha sido el gran error de todos los que han tratado .... nada es tan malo ni tan bueno las cosas estan llenas de matices y gamas de colores si lograsen un poco mas de objetividad en lo que publican, seria una publicación con un mayor peso...

Anónimo de:<vgl14@yahoo.com>


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

¡Al fin los entiendo camaradas periodistas e intelectuales! Admito que me tomó tiempo y esfuerzo mental supremo poder entender cómo pueden justificar y refrendar lo injustificable y lo irrefrendable.

Insomnio y desvelos para desentrañar las ideas y los "convencidos" argumentos de Rogelio Polanco, Juana Carrasco, Luis Sexto, Arleen Rodríguez Derivet, Alina Perera Robbio, Marina Menéndez Quintero, Luis Báez, Renato Recio, Randy Alonso, Elson Concepción, Nicanor León Cotayo, Reinaldo Taladrid, Guillermo Cabrera Álvarez, Roberto Fernández Retamar y toda una ilustre pléyade de intelectuales que dedican su vida y obra a apoyar incondicionalmente en las Mesas Redondas, artículos, libros, poemas y cuanto pueda generar la pluma o el teclado a un régimen en indetenible decadencia. ¡Oh ironías del destino! El Apóstol me dio la clave y solución que tanto buscaba, cuando encontré este pensamiento suyo:

"Todas las tiranías tienen a mano uno de esos cultos para que piense y escriba, para que justifique, atenúe y disfrace: o muchos de ellos, porque con la literatura suele ir de pareja el apetito del lujo y con éste viene el afán de venderse a quien pueda satisfacerlo".

Autos Lada nuevos, vacaciones en Varadero y viajes al extranjero son ejemplos de la moneda de cambio con que el sistema paga sus servicios.

¿A dónde irán a parar en el futuro necesario que nos espera?

JRG, La Habana


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Estimado Director:

Ante todo, gracias a todos Uds. por este espacio de aire abierto en la red. No es algo normal cuando se trata de Cuba, sus problemas y esperanzas. Lo normal es lo que duele actualmente, sin dejarnos tiempo a resolver dudas, sin que medien distancias entre víctimas y verdugos, abogados y acusados. Lo normal es anormal porque nos confunde y nos quita la paz… CUBAENCUENTRO.COM, sin embargo, plantea la esperanza de poder tener otra Cuba, no la misma mejorada, sino otra, con otra visión, con otra tarea. Hecha por aquellos que perdieron todo menos las esperanzas (y perdimos todos, dentro y fuera, a favor y en contra) para aquéllos que no deberán perder más: nuestros hijos y nietos.

Gracias, Francis Cepero
Heidelberg, Alemania


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Estimados señores de la Redacción de Encuentro:

La publicación que hicieron del artículo que les mandé días atrás (Sandra Jova; Elián 2001) relativa al matrimonio cubano que viviendo en Brasil no le dejan traer su hija a reunirse con ellos, fue de una resonancia muy buena aquí en Brasil; varios de los amigos cubanos me llamaron desde varias ciudades y un periodista de El Nuevo Herald, el Sr. Wilfredo Cancio, que leyó el artículo en ENCUENTRO EN LA RED según me dijo, me contactó para que lo acercara al matrimonio, de manera de seguir el caso.

Muchas gracias por haberme brindado su espacio y difundir nuestras verdades de una manera tan efectiva.

Leo diariamente su periódico y he visto que tienen colaboradores en varios países y ciudades españolas y norteamericanas como de Brasil no tienen a nadie, propongo hacerles trabajos desde aquí.

Agradeciendo la publicación del caso Sandra, quedo de Uds.

Un abrazo,
Fonseca

Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Estimados compatriotas:

Da un verdadero gusto abrir las páginas de esta fabulosa publicación para la gente de mi generación, pues salí de Cuba en el 1967 a los 14 años y tengo ya 48, que no se resigna uno a ser náufrago de la historia.

Su, o nuestra, ya cotidiana CUBAENCUENTRO.COM es un faro en la noche más oscura de nuestra diáspora. Me acojo al eco de varios lectores que les auguran una larga vida para seguir ofreciendo información y dirección a nuestro pueblo, divido por la distancia geográfica y la maldad del castrismo.

Sin lugar a duda, CUBAENCUENTRO.COM nos ofrece lo que otras publicaciones del exilio y la oficialista de Castro no tienen: versatilidad.

Por eso y mucho más, siempre que comparto con amigos, bastante decepcionados por la basura con que nos inundan los medios de comunicación en masa para vendernos sus productos, le urjo que lean CUBAENCUENTRO.COM para que reconsideren sus actitudes derrotistas y vean lo mejor de lo nuestro, desde Cuba, los EE UU y el resto del mundo, aportando a sus páginas electrónicas.

Por último, me gustaría que en un futuro no muy lejano, hicieran un breve relato de cómo funcionan y si les gustaría a pasar a una escala mayor.

Agradeciendo mil veces su fantástica publicación.

El futuro será nuestro,
Carlos Delgado


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

He estado viviendo más de un año en Cuba y he llegado a dos conclusiones: amo al pueblo cubano y al actual sistema sólo lo cambiarán, los cubanos del interior, lo que hay que hacer es ayudar, al pueblo llano como yo hice de una manera, desinteresada, en todo lo que pude, sin fijarme si eran comunistas o castristas, sólo que eran hermanos míos y, sobre todo, seres humanos.

Arturo, un españolito


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Querida Redacción:

Sugiero que incluyan el tema de Silvio en la sección A debate. Aquí va mi opinión:

He leído los dos artículos aparecidos en ENCUENTRO EN LA RED acerca de Silvio. El primero, de Joaquín Ordoqui García, peca de benevolencia frente a la actitud de quien pactó con los representantes del poder en la Isla. El segundo, de Alejandro Armengol, es un texto amargo y de un anti-silvismo feroz. Si tuviese que escoger me quedaría con el primero. Cada cual vive su vida como puede y Silvio no es excepción. Unos se van de Cuba y otros se quedan, y unos y otros han de seguir viviendo. El sueño del músico consiste en ser escuchado y hay quien, por ello, le vende el alma al diablo, o a Fidel Castro. Es una posible respuesta al conflicto entre la realización artística y la realización moral. Y todos sabemos que Silvio no es el único. Es el precio que pagan muchos artistas que viven en Cuba por un poco de espacio. Pero eso no quita que alguna vez sus canciones fueran de protesta o que haya poesía en sus letras y que su música no sea tan mala. Me da muchísima pena con Armengol, si no ha escuchado protesta en Canción en harapos, o si es incapaz de comprender las "metáforas forzadas" que han conmovido a cientos de miles ("en estos días no sale el sol sino tu rostro") o de apreciar la "melodía única" (que otro más benévolo llamaría estilo) que han tarareado otros tantos. Además le recomiendo vuelva a escuchar Cuando digo futuro donde se "convida" y no "conmina" a creer. Y hay un gran trecho de la invitación a la amenaza. El tiempo dirá la última palabra. Y ya veremos si la música de Silvio trascenderá en los años como a trascendido los espacios. Mientras tanto yo me voy a escuchar la Canción de invierno, en espera de que llegue el verano. Ojalá un día todos podamos hablar libremente de estos temas a la salida de un concierto suyo.

Saludos,
Alberto Martínez Limia, Alemania


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

El gobierno cubano, y sus agente pagados o no dentro del exilio, están tratando desesperadamente de introducir una cuna que divida al exilio.

Esta táctica no ha pasado desapercibida, la noticia que trae hoy El Nuevo Herald de la posible repatriación de los restos de los brigadistas de Playa Girón es una prueba más del intento de una nueva infamia. Esos restos, si en verdad lo son, es allí en nuestra patria, y no aquí, donde deben estar.

Ellos no son extranjeros en la tierra donde murieron, es traicionar su memoria traerlos a tierra extraña, que por mucho que le agradecemos habernos acogido, NO ES LA NUESTRA.

Que este mensaje sirva como prueba de mi rechazo a tal proposición, porque entre esos muertos hay nombres de muchos compañeros y amigos míos.

Gustavo Carmona


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Escribo desde Italia y pido disculpa para como escribo en español, este sitio es muy interesante y explica muy bien sobra las condiciones que está pasando el pueblo cubano. Yo conozco bien la situaciones porque mi esposa es cubana y pasó momentos muy malos. Quiero hacer una pregunta, nadie sabe por qué en Cuba no se están haciendo pasaportes?

Vittorio


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Leer las noticias que llegan a través de ENCUENTRO EN LA RED suple la carencia de información que tenemos los que estamos en la Isla. Seguimos deseando un periodismo más plural y variado, mas crítico y veraz. Por eso, la posibilidad de leerles nos ayuda a ponernos al día, a escuchar otros criterios. Gracias. Tal vez en algunos textos se echa de menos una mejor redacción, pero en general estoy disfrutando de este servicio. Dios permita que nos dure. Saludos a todos y mi bendición.

Manuel Valls (Sacerdote)


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Escribo desde Oporto (Portugal) e no escribo muy bien. Pero escribo para decir muy bien a el sitio Encuentro y a la filosofía por detrás de el.

Soy periodista, creo en pueblo cubano y ¿por qué no decirlo?, me gusta Fidel.

Pero Cuba ten de evolucionar para ser más libre para que no sea como ha dicho un policía de Fidel en la cumbre ibero-americana aqui en Oporto: "Lo que ustedes llaman Cuba Libre nosotros llamamos mentirita".

Filinto Melo


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Cuando en el panorama de la situación cubana uno encuentra un espacio como el diario independiente de asuntos cubanos ENCUENTRO EN LA RED, es como si uno se sentara  en el Malecón de La Habana, pero con la diferencia de estar sintiendo la verdadera brisa que "siempre hemos querido sentir", y no la que hoy, desgraciadamente, por encima de ideologías, fe, partidos políticos, revolucionarios o disidentes y orillas, nos marca la derrota legendaria de nuestra realidad: la división.

Por este malecón de brisa de futuro, de honestidad, de bondad, de paz, de sinceridad, de espacio abierto y democrático, por el intento de soñar con el cubano de corazón, muchas gracias ENCUENTRO, muchas gracias, y les juro que el entusiasmo sólo se justifica por el talento que entregan todos los días.


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Estimados amigos de la redacción de Cubaencuentro.Com:

Escribo desde La Habana, lugar donde resido desde hace 9 meses, trabajando con una beca en la Oficina Comercial de la Embajada de España. Ante todo, enhorabuena por el trabajo que realizáis, el cual es valorado muy positivamente por las distintas personas cubanas que a través de mí lo pueden leer diariamente.

El objetivo de este mensaje es suscribir a un amigo que se encuentra en Holguín trabajando para la ONG Acsur-Las Segovias, y quien está muy interesado en recibir la publicación.

Muchas gracias y quedo a vuestra disposición para cualquier asunto.

Un saludo,
Gregorio Dávila Díaz


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Con gran sorpresa y disgusto leí en la revista, en su página en Internet, este desagradable artículo, fruto indudable de la mediocridad, la envidia, el oportunismo y las frustraciones sexuales de su autor. Su frase "La Habana de Reinaldo Arenas es una Sodoma: se parece a La Habana que Fidel barrio de lacras en el 59", no tiene comparación. ¿Cómo pudiste aceptar su publicación, cuando hay una gran lista de espera, de seguro con análisis mucho mejor fundamentados y menos venenosos que éste?

Yo te sugiero que permitan la réplica, porque además de venenoso, su agrupación de palabras, por no llamarle escrito, carece de argumentos sólidos para justificar "la desmoralización de la prosa de Reinaldo Arenas...", "El guajiro y el lumpen-proletario son ahora estetas","Es la furia de los ratones de biblioteca".

Estas dos últimas afirmaciones son antológicas por la falta de seriedad y de respeto que implican. Reinaldo es el cronista de su época, y tuvo los cojones mentales para ello, entre tantos Cintios Vitieres y Migueles Barnices eunucos, así como Lezama es la pluma más elevada y culta, sin precio en ese mercado de oportunistas que es la Isla, desde 1959, más llena de lacras aún que antes por culpa, precisamente, de Fidel.

No se manchen publicando cosas como ésta, y permitan las réplicas, aunque no sea la mía la que publiquen porque sé que soy un desconocido, aunque a ese tal Néstor no lo conoce ni el CDR de su cuadra, que es ya mucho decir.

Con saludos indignados, y deseándoles salud, suerte y más rigor en la selección,

Baltasar Martín, Miami


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Queridos compatriotas:

Me llamo Jesús, vivo y trabajo en Suecia.

Me ha llamado la atención que Marta Beatriz Roque Cabello no haya querido apoyar el Proyecto Varela encabezado por Oswaldo Payá ya que lo considera "marxista".

Primeramente quiero lamentar el hecho. Todos los que anhelamos que en Cuba de una vez por todas cristalice la democracia debemos valorar todo esfuerzo que se haga para conseguirlo.

Una persona tan eminente como Roque Cabello debería ser símbolo de unidad y tolerancia. Yo considero que el proyecto es lo suficiente modesto como para que no sea descartado ab initio por el Gobierno y lo suficientemente completo para sentar una base que lleve a la democratización de Cuba.

Hablando en términos técnicos (no soy un hombre de letras) este proyecto puede clasificarse como un "cohete de dos pasos".

Mis saludos cordiales desde estas frías tierras de Suecia.

Atentamente,
Jesús


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Estimados amigos:

Quisiera anunciar en ENCUENTRO EN LA RED que nuestra revista literaria Ajiaco ha convocado a su concurso anual de literatura a todos los escritores y poetas interesados. El premio es de 500.00 dólares americanos y los mejores trabajos aparecerán en nuestro próximo número, en mayo. En poesía se aceptarán cuatro poemas, como máximo y, en narrativa, un cuento breve; escritos en español o inglés. Los/las participantes deberán haber nacido en un país de habla hispana, única condición que se exige. Los trabajos pueden enviarse a través de la red a la dirección jorge.camacho@mail.atu.edu. Patrocina el concurso el departamento de Lenguas Extranjeras y Estudios Internacionales de la Universidad de Arkansas Tech.

Con saludos cordiales,
Jorge Luis Camacho


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Amigos:

Primero que todo quería felicitarlos por tan buena revista que tienen. Esa revista viene a ser como un pedazo de la Cuba en la que todos queremos estar y en la que estamos de alguna forma. En segundo lugar quiero disculparme de antemano por atreverme a escribirles, algo que prácticamente nunca he hecho anteriormente. Les cuento que soy una persona mayor que vivo en Miami desde hace 34 años y que he tenido pocas oportunidades de conocer lo que son las nuevas generaciones que han crecido en Cuba pero siempre he tratado de ayudar en lo que he podido y colaborar modestamente con todo lo que significa eso tan hermoso que es la cultura cubana.

En los últimos tiempos he tenido la oportunidad de conocer a mi sobrino que ha llegado de allá y fue gracias a él que pude conocer la labor que ustedes hacen en el Internet. Fue mi sobrino quien en estos días trajo a casa unas hojas que tenían impresa una polémica que surgió en la política en los últimos días entre varios de los muchachos que escriben para esa revista. Cuando empecé a hojear los artículos y vi los títulos pensé: "qué extraño que estos muchachos tan inteligentes, intelectuales y seguro que blancos todos ellos estén hablando todo el tiempo de los negros". Sin embargo, cuando empecé a leer los artículos mi impresión cambió.

Yo siempre había pensado que todo eso que se decía de la educación en Cuba era un invento de Fidel pues hay que ver a toda la gente que llega diciendo que son universitarios y que no sabe ni hablar. Éstos, en cambio, me parecieron de lo más cultos, tanto que empecé a sentir que no los entendía.

"Soy una vieja y me estoy quedando atrás", me dije, pero como no me doy por vencida fácilmente volví a leer cada uno de los artículos para ver si finalmente los entendía. Me decía que si yo era una persona educada, con suficiente inteligencia y eso estaba escrito en castellano tendría que entender todo eso. Además, estaban hablando de Cuba y como cubana y en vista de todas las cosas importantes que se estaban debatiendo sentí que debía tratar de entender todo aquello. Debo reconocer que mi sobrino, que se graduó de Psicología en Cuba, me ayudó muchísimo explicando todas las palabras que no entendía, aunque no es menos cierto que de vez en cuando ni él ni el diccionario sabían dar la respuesta correcta.

Por fin, después de leer con mucho cuidado frase por frase llegué a entender bien lo que decía pero ahí está el problema por el que me he decidido a escribirles: la conclusión a que he llegado es que después de tanta polémica no han dicho prácticamente nada. No he encontrado en ningún momento alguna idea que haya sido desarrollada por completo, algo que tenga algún sentido. Se suponía que hablaban de los negros pero estas son las santas horas que estoy esperando saber cuál es todo ese lío con los esclavos y los libertos. ¿Qué tienen que ver Bola de Nieve y Benny Moré con todo eso? Y sobre todo, quiero saber ¿por qué se ponen tan molestos si al final no terminan de decir nada? Porque eso sí noté, que estaban muy molestos unos con otros. Como cuando uno mira un programa en inglés que se da cuenta cuando los personajes están bravos o tristes aunque no entienda lo que dicen. ¡Pero es que estos muchachos no están escribiendo en inglés!

Yo pensé que quizás ellos han hablado antes y ya saben de lo que están hablando. O que, a lo mejor, se trata de una clave secreta y aunque parezca que no dicen nada se están comunicando. Pero en ese caso es mejor que tengan cuidado que aquí en Miami la gente ve espías por todos lados y van a pensar que ustedes son una red de espías o algo así. Pero lo que en realidad sospecho es que están en el "figurao" como decía mi mamá, diciendo cosas para que la gente vea que ellos saben tanto como toda la gente que ellos mencionan, como Lezama Lima y Mañach. Pero es que yo por ejemplo recuerdo el programa aquel de la radio, la Universidad del Aire y es verdad que Mañach usaba palabras rebuscadas, pero yo entendía lo que decía y decía cosas importantes en ese momento.

A Lezama sí que nunca lo entendí pero para eso él era una gloria de Cuba y podía darse el lujo de que no lo entendieran porque decía todo con palabras muy hermosas con un lenguaje poético que si uno no lo entendía al  menos lo disfrutaba. Y yo sé que esto le puede parecer una bobería de una vieja que no sabe qué hacer con todo el tiempo que tiene pero piense que cuando hay una controversia la gente se dice cosas de verdad y trata de que además quede bonito. Eso lo saben hasta los guajiros repentistas. Yo supongo que estas cosas dichas por alguien como yo al final nunca salen publicadas y deben tener razón pero por favor dígamele a los muchachos que ya demostraron que son inteligentes así que ahora falta que digan algo importante. Mi sobrino me dice que ellos han escrito libros muy importantes pero por eso mismo deben cuidarse de decir cosas realmente importantes. Porque como decía Martí –porque uno también se sabe sus frasecitas la palabra cuando no vivifica mata. Reciban todos el más cordial saludo de,

Carmen Verdecia, Miami


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Hola,

Hoy leí un par de artículos de su revista (a un amigo se la prestaron por un día y éste me la prestó por una hora) y me resultaron muy, muy interesantes me gusta su imparcialidad y además su elenco de colaboradores y la gama que abarcan es increíble. Aunque no puedo subscribirme me gustaría que conocieran mi opinión y ojalá un día pueda leerlos más detenidamente.

Me despido y espero que me respondan.
Alberto


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Estimados compatriotas de CUBAENCUENTRO:

Leo a diario su publicación electrónica desde que supe por el Miami Herald de su labor. Recién entre por primera vez en el Chat, ayer martes 6 de marzo, mientras discutían sobre el papel participativo-decisivo de los Intelectuales de Cuba en nuestra sociedad, hacia una evolución (o re-) de la actual sociedad estancada.

Mi desanimo vino al no entender la dinámica y reglas del intercambio. Deseo conocer más sobre esta publicación y si existen talleres o foros de trabajo más activos.

En los 70's y 80's participe en la Agrupación Abdala, grupo socialdemócrata formado por exilados y mayormente radicado en NY/NJ. Me agradaría saber más , y si posible, contribuir a esta digna empresa.

Me despido, Carlos Delgado


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Hola amigos

Ante todos saludos fraternales, desde la isla. Hace unos días por una de esas maravillosas casualidades de la vida me encontré con su, perdón, nuestra revista ENCUENTRO. Decirles que es buena me parece que es caer en un lugar común, pero vale repetirlo. Acá en Cuba es casi un hecho insólito, poder ver una revista cubana, aunque no esté hecha en Cuba, que pretenda y logre dialogar e incluir, en vez de dividir y excluir. El número que vi fue el 18, me gustaría tener acceso a los anteriores, y por supuesto a los próximos. No se cuál será la posibilidad real de que satisfagan esto que les pido, realmente me parece mucho. No obstante agradeceré lo que hagan.

L. Tamayo


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Sr. Joaquín Ordoqui García:

Me alegra mucho que esté de acuerdo con la Carta abierta al SecretarioGeneral de la ONU. Respeto su punto de vista en cuanto a la existencia del Partido Comunista en el porvenir de nuestra Patria.

Desde el siglo pasado nuestros próceres ya nos alertaban sobre lo nefasto de estas ideas. Agramonte y Martí se opusieron abiertamente a ellas, y eso que no vieron los horrores cometidos por los partidos comunistas en el poder.

Mientras los partidos comunistas están en la oposición son ovejas que emiten balidos de libertad e igualdad para los pueblos. Pero cuando se hacen del poder dejan de balar y quebrantan los derechos inalienables de sus gobernados reduciéndolos por la violencia hasta convertirlos en súbditos.

Después, ya sabemos lo que viene: guerras camufladas con nombrecitos generosos (internacionalismo proletario); constituciones que excluyen a los disidentes; ¿leyes? que tipifican como delito cualquier manifestación de "vida en la verdad" y, así, una serie de acciones inteligentemente calculadas para menoscabar la dignidad humana y lograr el verdadero propósito de tales grupos políticos: el poder absoluto e indefinido.

"Espanta la tarea de echar a los hombres sobre los hombres. Indigna el forzoso abestiamiento de unos hombres en provecho de otros" enfatizó Martí en su crónica Karl Marx ha muerto. Sus palabras fueron proféticas de lo que ocurriría en Cuba unos 76 años después.

Realmente coincido con usted en que "la democracia es un juego difícil", pero hay ideas que son criminales. Estudios superiores sólo para los revolucionarios (entiéndase comunistas); tiendas dolarizadas en un país donde se paga en pesos; hoteles exclusivos para extranjeros; permisos

policiacos para entrar y salir del país de origen; leyes que castigan a los que quieren vivir en la capital del país, son modalidades de tortura no contempladas por la Convención de la ONU al respecto.

El Partido Comunista de Cuba no representa una manera sana del pensamiento humano. Su proceder es un conjunto de acciones criminales de lesa humanidad.

Hay quienes creemos que el futuro de Cuba no podrá construirse pacíficamente mientras exista este tipo de grupo político. La pluralidad de ideas es uno de los pilares de la democracia, pero eso no justifica la existencia de ideas criminales. ¿Alguien estaría de acuerdo con la creación de un partido fascista en su país después de conocer los horrores del holocausto?

Sin embargo, no es mi intención polemizar sobre cuestiones que nos separen en momentos donde nuestra Patria reclama de nosotros una acción urgente por la libertad. Le repito: respeto sus ideas y, además, le ofrezco un abrazo fraterno. Le agradezco, sinceramente, sus puntos de vista y lo invito a que apoye la Carta enviándosela al Sr. Kofi Annan, aunque usted aclare en la misma que no está de acuerdo con un aspecto de ella.

Fraternalmente;
Lázaro González Valdés


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Soy un cubano exiliado en Miami desde hace 6 años. Tengo 31. Soy Programador de Computadoras y Doctor en Medicina.

Recientemente a través de un amigo descubrí el sitio http://www.cubaencuentro.com y realmente me ha llenado de inmenso regocijo, esperanzas, y hasta alegría (a pesar de lo incalculablemente triste de la situación en Cuba) el saber que haya cubanos que divulguen nuestra realidad de forma tan objetiva, seria, y elegante.

Creo que todo los artículos tienen mucho valor, especialmente me han gustado el de la nueva trova (http://arch.cubaencuentro.com/lamirada/2001/02/26/1302.html) y la forma de explicar sus propósitos (http://arch.cubaencuentro.com/nosotros.html).

excelente trabajo. Infinitas gracias por aportar, crear, y por hacerlo de esa forma tan bella en todo sentido.

Milko Lima,
Miami, FL.


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Señor A. Lázaro González Valdés:

He leído con atención la carta abierta al Secretario General de la UNO que se ha publicado en esta sección. Aunque estoy de acuerdo con usted en la mayor parte de los planteamientos que hace, quisiera que me permitiera discrepar en un punto que me parece muy importante.

En primer lugar, usted afirma: "Por tanto, concluimos que: Mientras haya Partido Comunista en Cuba habrá problemas". Creo que esa afirmación debería ser matizada de la forma siguiente: "Mientras en Cuba el Partido Comunista sea el único legal y ostente de forma dictatorial el poder, en nuestro país se continuarán violando los derechos humanos". Y le ruego que me permita expresarle el por qué de esta matización.

En los países democráticos suele haber partidos comunistas que, además, juegan un rol importante como oposición, también democrática. De hecho, en la Cuba anterior a 1959, el Partido Comunista, primero, y el Partido Socialista Popular, después, contribuyeron de forma que algún día la historia analizará más fríamente, a la construcción de la sociedad civil e, incluso, al desarrollo de un capitalismo nacional.

El problema, por tanto, no radica en la existencia o no de un partido comunista, sino en que una fuerza política, sea la que sea, que controle todos los mecanismos del poder político y de la economía, como ocurre en Cuba con el Partido Comunista.

La democracia es un juego difícil, que comienza por aceptar que existan ideas distintas a las nuestras y que éstas puedan organizarse y manifestarse en forma de partidos políticos de la más diversa índole y la Cuba del futuro no podrá construirse pacífica y eficientemente sin la existencia de un partido que represente una forma de pensamiento con la que usted y yo discrepamos pero que, evidentemente, otros cubanos hacen suya.

Espero que mi matización sea comprendida.
Joaquín Ordoqui García.


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Carta abierta al Secretario General de la ONU

"La injusticia en cualquier lugar es una amenaza para la justicia en todas partes. Estamos inmersos en una red ineludible de reciprocidad, unidos por un mismo destino".

Dr. Martin Luther King Jr.
(Birmingham, Alabama. Abril 16 de 1963)
Miami, 19 de febrero del 2001

Sr. Kofi Annan
Secretario General de la ONU

Excelencia:

Un grupo de personas que hemos decidido unirnos mediante un plan de acciones no violentas al que hemos denominado Programa de Conciliación Cubana, consideramos que la actuación de la ONU en el caso Cuba presenta una divergencia con los principios que dice sustentar esa organización universal.

Nuestra afirmación se fundamenta en el hecho de que el Partido Comunista de Cuba implantó y mantiene vigente normas nacionales quebrantadoras de los principios consignados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

No obstante, la representación de ese grupo político es tolerada como Estado Miembro de la ONU y como integrante de la Comisión de Derechos Humanos.

Es perfectamente verificable que el Artículo 5 de la Constitución de la República de Cuba es un postulado netamente discriminatorio; que la Ley 88 amordaza la libertad de expresión y publicación del pensamiento so pena de cárcel; y que toda una gama de supuestos delitos tipificados en el Código Penal no es más que un modo de anular los derechos civiles y políticos de los cubanos.

Basten estos tres ejemplos para ilustrar como el grupo político liderado por Fidel Castro "legalizó" la injusticia y menosprecia la dignidad humana, para sostenerse indefinidamente en el poder.

Por tanto, concluimos que: Mientras haya Partido Comunista en Cuba habrá problemas.

Sr. Kofi Annan, el cargo de Secretario General de la ONU le confiere a usted una excepcional influencia sobre los representantes de los Estados Miembros y también sobre los del Consejo de Seguridad.

Por eso, solicitamos formal y públicamente su colaboración para que la representación del Partido Comunista de Cuba sea expulsada de la ONU por violar repetidamente los principios contenidos en la Carta de las Naciones Unidas, tal y como se establece en el Artículo 6 de la propia Carta.

Sr. Kofi Annan, hacer justicia no puede esperar por trámites burocráticos ni por comisiones inoperantes.

Permitir como Estado Miembro de la ONU a los representantes de una facción que viola las normas internacionales de derechos humanos, que mata, encarcela o destierra a sus adversarios políticos; que usurpa el poder hace más de 42 años; que califica al pluripartidismo de "pluriporquería" y que reserva las carreras universitarias solamente para los adictos a la doctrina comunista; no es actuar consecuentemente con los principios de esa organización universal, sino desmoralizar a la ONU y convertirla en cómplice de tal arbitrariedad.

Excelencia, esperamos de usted un gesto positivo a nuestra propuesta.
Muchas gracias.

Por el Comité Organizador del Programa de Conciliación Cubana

A. Lázaro González Valdés
Ex prisionero de conciencia


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Querido amigo Roberto Madrigal:

Aunque comparto tu opinión sobre la intelectualidad "de izquierda" en Norteamérica, no creo que es justo acusar a Fine Line de lo mismo. No puede asombrar a nadie que la misión de las distribuidoras en Norteamérica sea ocuparse de otros intercambios comerciales y culturales (ventas, festivales, etc.). Y recuerda que el film es una reflexión sobre la libertad, no sobre el sida. Comprendo tu desilusión después de tu noble esfuerzo para presentar Before Night Falls en tu evento, pero te invito a pensar sobre la marcada diferencia estética y ética entre ésta y otras distribuidoras. Estoy segura de que si organizas un debate cuando el film esté en vídeo, vas a contar con el apoyo de sus creadores. Por otro lado, he escuchado por parte de amigos artistas de LA y New York, que la comunidad cubana ayuda poco o nada a los artistas que quieren expresar sus ideas, ya sean idénticas a las de los grupos más influyentes en esas ciudades o diferentes. Eso sí me parece algo triste y sorprendente. Y estoy segura de que pudiera cambiar.

Saludos,
Irene López Kuchilán, Toronto.


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Maître Pantagruel:

Siempre que leo tus recetas de El caldero, se me hace la boca agua y mis tripas tocan un concierto de nostalgia. Las estoy coleccionando para tenerlas siempre a mano.

En mi casa el picadillo se hacía algo diferente: la carne (sin jamón molido) se adicionaba al sofrito y se revolvía a fuego vivo sin dejar que tomara demasiado color, para luego bajarle la candela y adicionarle el tomate y el vino seco y dejarla cocinar hasta que estuviera a punto. Las aceitunas y las pasas (y opcionalmente papas fritas o hervidas en cuadritos que se preparaban por separado) se le echaban al picadillo al final. Para ablandar las pasas, mi abuela las ponía media hora en un tazón con un poco de agua.

Estamos, pues, ante un ejemplo concreto de gastrodiversidad. Pero no importa cuál de las dos recetas sea, tengo ahora en mi nariz el vapor del arroz humeante abrazado al picadillo luminoso en compañía de un platanito maduro y un cuarto de aguacate con sal. Sobre el mantel de la memoria veo una botella de cerveza, con el indio Hatuey, sudando a mares, invitando a la cena.

Ay!!!!!!!!!

Saludos cubanos desde Alemania,
Manuel Salinas


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Amigo, siempre habrá tontos útiles y "compañeros de viaje" que trabajen a favor de los comunistas.

Decir que en Cuba no hay persecución a todo lo que no cuente con el apoyo oficial del gobierno a través del Partido Comunista y en cuanto a la difusión de ideas respecta, es lisa y llanamente una aberración.

Bastaría hacerles llegar a estos señores una copia de la Constitución cubana donde se establece el monopolio informativo y cultural por parte del Estado. De manera que cualquiera que vaya en sentido contrario está "contra la ley" y se convierte automáticamente en "peligroso socialmente" y "disidente".

Sería bueno que alguien hiciera una campaña en estos círculos "liberales" enseñándoles lo que la misma Constitución cubana establece. Y a relevo de pruebas confesión de partes.

Saludos cordiales desde Caracas,
Hildemaro Montejo


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Soy cubano. De Camagüey. Llegué en 1961 al norte que es "revuelto y brutal" pero que tiene mucha más libertad que mi bello suelo. ¡Qué ganas tengo de ver libre a mi Cuba y a mi gente negra, mestiza, amarilla, blanca de todos colores! Sólo puedo expresar una nostalgia de magnitudes inexplicables. Me alegro mucho de tener este medio de comunicación con mi Cuba regada por el mundo entero.

Y recuerden, mis hermanos: hay cubanos pa' rato. Que me quiten lo bailao pero nunca mi cubanidad ni mi cultura. Bueno, ni hablar puedo. Hay signos de emoción en mi semblante. Aquí estoy, y de aquí pa' Cuba, mi hermano.

¡Que viva Cuba, carajo!
José E. Díaz


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Estimado señor Carmona, de Miami:

He leído su comentario Andar con pies de plomo publicado en Encuentro en la red y, siguiéndole la rima, como dice este otro refrán, le sugiero que, más bien, ande "avispa'o como el vena'o".

En nuestro medio hay mucha pasión, demasiada energía fuera de cualquier control racional, susceptible de ser manipulada y de revertirse en contra de los propios intereses. Evidentemente eso lo saben en La Habana y, como se ha visto en los juicios que se siguen por los casos de espionaje en Miami, el estimular la discordia en el seno de nuestras comunidades, el desacreditar a personalidades exiliadas a las que, por alguna razón, La Habana necesite restarle su capacidad de convocatoria, en resumen, el influenciar en las opiniones y las valoraciones que se van estableciendo en el exilio, forma parte de los objetivos de los órganos de la inteligencia cubana puestos en marcha a través de sus agentes, que, desde luego, no se agotan con los diez que juzgan ahora en Miami.

Lo remito a la magnífica documentación acumulada por El Herald bajo el título Espionaje castrista en Miami y en particular al artículo de Rui Ferreira publicado el viernes, 26 de enero de 2001 en El Nuevo Herald cuyos titulares le reproduzco a continuación:

"Los supuestos espías pretendían influir en la opinión pública estadounidense. En un mensaje alegan que la comunidad en el exilio es fácilmente manipulable''. Y si deseara ampliar su visión sobre este asunto, échele una miradita al artículo de Sorel Triff, Temporada de camajanes, publicado el 4 de enero del 2001, también en El Herald del que le reproduzco un párrafo:

"¿Cómo identificarlo? Es fácil. El camaján no pregona sus intereses en público. Lo primero que hace es, como el camaleón, encubrirse con nuestra bandera y agitar nuestras razones, causas, valores y aspiraciones más sagradas. Para convertirse en "abanderado'', para llevar la bandera de la causa, el camaján recurre al extremismo, es decir, es más cubano, más patriota, [...] más servil que nadie."

Definitivamente, corremos el riesgo de andar entre oportunistas camajanes, espías y más que todo, el de convivir con el tonto que padece miopía política en grado terminal cuyo comportamiento contribuye más al sistema de La Habana que a la causa libertadora que supuestamente propugna.

Habría que estar ciego para no ver que nada favorece más al régimen de Cuba que la fragmentación del exilio. Si fuéramos a desconfiar tendríamos que desconfiar primero de aquel que propicie entre nosotros la desconfianza el recelo y la enemistad.

Desgraciadamente nada de esto es nuevo. Revise el diario de campaña de Máximo Gómez y verá cuánto daño hizo a la causa independentista el localismo, la ambición de poder, el desmesurado ego de algunos jefes que en muchos casos impidieron la necesaria organicidad entre el mando y las tropas subalternas. Nadie sabe cuánta sangre se hubiese ahorrado Cuba si estos hijos hubieran sido un poquito más consecuentes con su incuestionable patriotismo.

Tenemos que concederle crédito a mucha gente honesta que está en esto motivada sólo por un agudo sentido de justicia. Gente a las que no les quitaron ninguna propiedad, ni les fusilaron a nadie y que tampoco sufrieron prisión, pero que su concepto de la dignidad humana los ha puesto de este lado. O admitimos que la honestidad es un valor moral vigente que aún existe en la mayoría de las personas o, en su defecto, tendríamos que admitir también que habría la posibilidad de que tampoco hubiera honestidad en ninguno de nosotros, que además, nos damos el lujo de situarnos por encima y caracterizar a los otros. Yo, como seguramente hará usted, voto por lo primero. Los conozco que han llegado hace "sólo" cinco o diez años, y que, a pesar de todos los recelos y reservas que en un principio encontraron, han logrado resultados, también políticos, excepcionales por el alcance de sus ideas, por el prestigio personal que poseen en las esferas en que se desempeñan y por la capacidad personal para establecer corrientes de opinión. Expediente que muchas veces no es del conocimiento de este exilio y que muchas otras se desvirtúa por razones bien mezquinas que no tienen nada que ver con el patriotismo.

La paranoia es destructiva, confunde, debilita, es un desorden emocional que nos pone en completa imposibilidad de discernir entre el bien y el mal. Esa sospecha paranoica, en gran medida, fue la causante de que en el exilio se haya retardado el reconocimiento de la importancia política de la desobediencia cívica en Cuba. Ahora, ante la evidencia de los acontecimientos en la Isla, ¿no le parecería ridículo y sin fundamento alguno el sentimiento de desconfianza ante la verticalidad, por ejemplo, del antiguo soldado Bladimiro Roca, del médico "formado por la revolución" doctor Oscar Elías Bisset, del Poeta, con mayúscula, Raúl Rivero y ante el coraje de los dos jóvenes estudiantes de la escuela militar "Camilo Cienfuegos" que cayeron desde el tren de aterrizaje de un avión británico tratando de escapar de Cuba?

En última instancia, y en las circunstancias actuales, pienso que como norma, "el proceso de aceptación" por este exilio no puede ser tan traumático. Aquí y ahora, no importa tanto de dónde vino la escopeta, ni quién la trajo, lo importante es hacia dónde apunta.

Definitivamente, estimado compatriota, no siempre se puede andar con los pies de plomo, hay que creer en algo, en alguien. No se puede cambiar nada si no se consigue apoyo, y una, aunque sea la más elemental, unidad.

Lo invito a que, de vez en cuando, guardemos los pesados plomos y calcemos las alitas de Mercurio a ver si empujamos un poco más rápido a este carro que lleva ya cuarenta años clavado. Sería muy triste que por una actitud cerrada, al exilio le sucediera lo que a Chacumbele.

Y gracias por leerme
Mario García Joya, Los Angeles, CA.


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Respuesta a Gustavo Carmona (a su escrito publicado el 1ro de febrero en la sección de Cartas).

Gustavo, el señor en cuestión se llama Jesús Díaz (no llamarlo por su nombre me suena a intento de despersonalizarlo). ¿Fue un alto funcionario en el aparato cultural del régimen? Sí, lo fue. ¿Por qué? Quizá porque creyó, como "casi" todos los cubanos al comienzo, en el promisorio proyecto social y humano llamado Revolución cubana.

Tachar de metamorfosis dudosa el darse cuenta del engaño, o peor aún, llamar espía despreciable a quien se ha sacudido con honestidad de su pasado y lucha hoy apasionadamente por una Cuba libre y democrática, es una vergonzosa falta de respeto y una muestra de intolerancia enfermiza.

Pregúntale a esas personas de Miami cuál es su aporte concreto a la causa de la libertad en Cuba. Por favor, no quiero que me digas que se reúnen en el Versalles a desplumar al tirano entre el griterío y el olor a café. Dime si alguno de ellos se dedica a luchar por un futuro mejor de Cuba a tiempo completo y haciendo ofrenda de todos sus atributos materiales y espirituales. Para que recojan y doblen sus lenguas y las depositen en un cajón donde no hagan tanto ruido.

Desde Alemania, con la esperanza de que la naturaleza, el dios cristiano y todos los santos del panteón yoruba pertrechen a los cubanos de la dosis mínima de decoro, sensibilidad y tolerancia que va a ser imprescindible para reconstruir la patria,

Manuel Salinas


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

El artículo escrito por Ordoqui sobre el "monstruo del filin" José Antonio Méndez es delicioso. Según los testimonios de otros que fueron parte del grupo del filin, éste pudiera ser calificado de movimiento porque, de hecho, en esa época, nuestro país estaba viviendo momentos muy duros en todos los sentidos y la cultura no escapó de estas vivencias, los participantes del movimiento del filin no eran solamente músicos, había actores, carpinteros, soldadores, escritores, gente de muy diversos estratos sociales, incluso había algún que otro comandante de la revolución y a todos los unía la música, y algo más que ésta: una necesidad de expresar ciertas opiniones, que no eran del agrado de los comisarios politicos de la cultura cubana.

Según he investigado, los protagonistas de ese movimiento fueron gente que en su mayoría lucharon por la revolución y después vieron el horror en que ésta se convirtió. Los artistas que formaron parte de la onda del filin fueron siempre relegados a interminables viajes de "actividades por las provincias", el programador de la empresa de turno nunca concibió el darles un teatro como el Carlos Marx a ninguno de ellos, y desafortunadamente José Antonio Méndez no escapó de ese plan.

Hoy en día, los que hablamos de libertades fundamentales, porque ya hemos aprendido lo que esto significa, somos a la vez protagonistas por derecho propio de nuestra época en la cultura cubana, y vamos, no relevando, pero sí asumiendo nuestras responsabilidades como parte de una nueva generación de artistas cubanos y podemos decir, sin temor a equivocarnos, que en su gran mayoría, ese grupo de tremendos personajes del filin, fueron disidentes y debido a la euforia y a la inmadurez política de nuestros padres, fueron de cierta manera aplastados por la rueda implacable de la revolución cultural, aplicada a los cubanos por el régimen del "gran timonel del Caribe".

La obra de José Antonio Méndez es, en sí, grandiosa, sólo basta componer un solo hit, y después morir; para los músicos cubanos, que lo vemos todo tan "pachangueramente", es importante asumir la realidad y verla en su verdadero contexto, sólo así podremos tener país y cultura, de paso.

Alina Brouwer


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Andar con pies de plomo. Ese es un dicho muy viejo cubano cuando te quieren decir que desconfíes de las apariencias.

Personas en Miami que me merecen entero crédito se manifiestan públicamente que el director de esta revista Encuentro era un verdadero comisario político en el Consejo Nacional de Cultura radicado en la Habana, Cuba. Amo y señor de cuanto se hacía allí cómo es posible creer en semejante METAMORFOSIS, no será como La máscara de Demetrius la película que relata la historia del hombre de las mil caras, famoso espía griego de la segunda guerra mundial.

El tiempo lo dirá.
Gustavo Carmona, Miami


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Desearía que este encuentro virtual entre cubanos que se produce gracias a las páginas también virtuales de 'Encuentro en la red' fuera posible y más real algún día. Con esa esperanza y para ir entrenándome leo cada día esta publicación, a veces con más acuerdos y otras con menos, pero siempre con la satisfacción de asistir a un espacio abierto donde hay sitio para los cubanos de todas las inclinaciones y latitudes.

Gracias, Alberto


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Estimados amigos:

Les escribo por tres razones.
Primero, quiero felicitarlos por la obra tan excelente que están llevando a cabo. Soy lector fiel de la revista, y me enorgullezco enormemente como cubano cada vez que cojo un número (los tengo todos) para leer cualquier ensayo. Y ahora estoy doblemente orgulloso por haber traducido (algo no tan fácil de lograr) ese mismo estándar altísimo de calidad a cubaencuentro.com. Estoy cumpliendo con el llamado de Jesús Díaz a correr la voz sobre lo que es Encuentro. Se lo digo a cualquiera que me escuche.

Segundo, quiero saber si tienen intenciones de ofrecer en cubaencuentro.com (o si ya existe y aún no me he dado cuenta), alguna forma de elegir ediciones anteriores a los últimos diez días, y un motor de búsqueda para hacer "searches" de todas las ediciones anteriores. Sería maravilloso poder ir atrás y rescatar artículos que por falta de tiempo no he tenido oportunidad de leer, porque sólo estuvieron en línea unos días.

Tercero, quiero ofrecerme para… ni sé para qué... pero que sepan que en mí tienen un amigo, dispuesto a ayudar en cualquier cosa. Vivo en Nueva York. Soy más o menos conocedor de asuntos de Internet (trabajo para una compañía que fabrica sistemas de Internet). No sé en qué les podría ayudar por ahí. Soy cubano exiliado, de 39 años, salí de Cuba de bebé pero conservo un profundo amor y orgullo por Cuba. Sepan que en mí tienen un fiel amigo, dispuesto a colaborar de la forma que pueda con la causa de Encuentro (que es, en definitiva, la causa de todos los cubanos).

Un abrazo,
Carlos Díez


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Estimados señores de encuentro.com:
La dirección electrónica podría estar mejor situada, pues no me fue fácil dar con ella, para poder intercambiar con ustedes que me parece de mucha calidad su página. Especial saludo a los escritores y columnistas de allí que saben ponerle calor cubano a lo que hacen.

Gracias
Amado Reyes


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Queridos amigos:

Estoy en el trabajo y aprovecho un par segundos para mirar la Homepage de 'Encuentro'. Confieso que al principio me sorprendió, pues esperaba una página más cercana a la revista y a su lograda mirada crítico-analítica. Pero observándola otra vez, creí entrever otras intenciones. ¿'Encuentro' a todos los niveles y no desde el espacio más académico del que parte la revista? Alternativa a la reorganización de la diáspora no americana? Supongo que sí y desde ese objetivo los felicito. No tengo idea de si ya existen páginas de este tipo, pero al leer algunas de las entradas, regresé a una interrogante que me preocupa bastante últimamente. Se trata del exilio cubano en regiones alejadas, cultural y lingüísticamente, de la isla. Tengo muchos amigos en el exilio, pero las conversaciones sobre el tema padecen de afectos y nubosidades que se hacen casi imposible el trazado de un mapa de la diáspora cubana, sumergida por ejemplo en espacios protestantes, calvinistas, xenófobos, etnicistas. Quizá esté pretendiendo una postura autoreflexiva que no tiene por qué darse en todo exiliado, pero quizá se pueda buscar algún camino (algún proyecto que vincule las dos redes en una —la diáspora e Internet, por ejemplo) que suplante distancias, ya que la territorialidad no nos es dada en un intercambio de experiencias.

Bueno esto es sólo una idea.
Adriana


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

¿Han notado que cada vez que el dictador cubano decide poner a España por el rumbo que más le conviene lo logra con un método harto sencillo: la "trajina", como diríamos en Cuba?

Trajinar significa en Cuba burlarse con mala leche y hasta el desespero del trajinado. En pocas semanas Castro se ha ensañado con España: primero se negó a firmar un documento condenando el terrorismo de ETA, y luego arremetió contra los diplomáticos y empresarios españoles en La Habana calificándolos de "mamarrachos", "monarcas importados" y "extraños e irreconocibles payasos", entre otros muchos epítetos.

De este último incidente no ha salido ni una línea en la prensa española. O no quieren hacerle caso a las locuras de Castro o el asunto es demasiado vergonzoso...

El caso es que Fidel siempre se sale con la suya, y los Reyes y el Gobierno español terminan pasándole la mano como a un hijo díscolo pero entrañable y accediendo a sus deseos.

Es penoso ver este espectáculo.¿No pueden, por debilidad, los españoles, reaccionar ante las bravuconerías del añejo tirano como deben, diciendo: ¡basta! a "trajinar" a tu madre? Los minúsculos intereses económicos de España en Cuba no pueden ser la causa de tan penosa y servil actitud. Nada, parece que a la Madre Patria le gusta ser la trajinada de Fidel Castro.

Pacopueblo
Colonia, Alemania.


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Me da mucho gusto encontrar este sitio donde podemos compartir nuestras revoluciones, nuestras penas y nuestro futuro. Adelante, que ya llegará el día en que desde nuestro caimán podamos!

Jesús Iturralde Llera
San Miguel de Allende Guanajuato, México


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Como respuesta a lo escrito por "anónimo". El hecho que antes de la Revolución se cometieran crímenes y existieran grandes desigualdades, no quita que la Cuba de hoy padezca de similares problemas esos lo sabemos todos, incluso tú. Que pretendas defender las ideas que tú consideras más justas, lo respeto. Esto último es uno de los grandes problemas de la Cuba de hoy, el no respeto a los que piensan de una forma diferente. No te voy hablar de cifras, te pongo sólo de ejemplo mi familia, en donde casi todos somos supuestos simpatizantes del sistema actual, algunos luchadores de la clandestinidad y de la Sierra Maestra, pero la realidad es que la gran mayoría en mi familia simula estar con revolución porque no le queda más remedio, algunos creen que el sistema es justo pero debe cambiar, los menos creen que el problema sólo esta fuera de Cuba. En la mayoría de las familias cubanas que conozco la situación es bien parecida, Así que no sería difícil calcular la situación a escala nacional.

En la familia somos sencillos y siempre hemos dado buen trato a quien nos visita, lo cual, como tú bien dices es característico de los cubanos. En mi familia la mayoría creemos que en educación, cultura, etc. se exageran los logros. Esto lo podrás tú leer sólo en un sitio como éste, en Cuba sin embargo solo lo podrás escuchar en voz baja.

Viví en Rusia antes y después, es cierto que no todo lo de hoy es bueno, la causa, en gran medida, es lo heredado por el socialismo, la mayoría de los que tenían poder antes de la Peristroika lo mantienen hoy en día, la mafia también existía durante el socialismo. Sí, hay muchos problemas pero los comunistas no son perseguidos y pueden libremente llevar su campaña política, entonces, ¿por qué ese 75% que según tu fuente añora los tiempos de la URSS nos los lleva de nuevo al poder?, eso pudiera ocurrir como ya hemos visto en otros países ex socialistas, pero ya por suerte nunca será como antes.

Sin más, un cubano de corazón,
Alfonso Rodríguez


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

En muchos puntos los cubanos de corazon no estamos de acuerdo con algunas de las cosas que se escriben en los articulos periodisticos en el mundo entero. Para que quede claro les dire que el cubano es una persona que no le gusta el atropello. Somos capases de entender, mejor que cualquier persona en el mundo, que los abances sociales de la pequeña isla en materia de salud, deporte, educaciòn y cultura mundial; no hubiesen sido posibles con el antiguo regimen de crimenes y atropellos sociales.

Las personas de todo el mundo que visitan nuestro pais quedan deslumbradas por la sencilles y el buen trato de los recidentes de la isla. Si nos ponemos a comparar un poco encontramos que , por ejemplo, en la actual Rusia el 75% de los ciudadanos añoran los tiempos de la URSS, un 9% está de acuerdo con el giro que tomaron las cosas en el año 91, el resto no le importa cual rumbo tome la politica de su pais. Entiendo que esto se debe a la precaria situación de la infancia, de los puestos laborales y la inestabilidad que le han dado la mafia Rusa en todos estos años

Anónimo


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

¿Sería posible que una vez terminado el horario del chat los textos, al menos los del día, quedaran a disposición de posible lectores que por cualquier circunstancia no participan "en vivo" durante el horario de chateo? Pienso que sería una sección muy recurrente. De alguna manera, aunque fuera con la lectura pasiva, muchos podríamos acceder a ese especie de termómetro cibernético de la calle.

Felicidades y gracias por El Encuentro, cuya posición editorial es ejemplo de rigor intelectual y patriótico.

Mario García Joya
Los Angeles, California


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Mis mejores deseos para este proyecto que persigo desde sus inicios. Con anterioridad he mantenido correspondencia con ustedes y me han enviado algunos números de la revista, los que he circulado por Santo Domingo (Rep. Dominicana), también los he citado en publicaciones de aquí, ciudad en la que vivo desde 1996.

Aquí hago periodismo con una columna sabatina en la sección de cultura del diario nacional El siglo (está en la web); soy jefe de redacción de una mensuario universitario de corte polémico y cultural: Universitas; y mantengo una columna de opiniones políticas en la revista semanal Cañabrava (está en la web), tercera y última referencia. Con la herencia (¿nostálgica?) de los tiempos de Pensamiento Crítico y del primer Caimán, acogí Encuentro como el regreso de mi generación.

Afortunadamente pronto descubrí que esta revista era más que eso, no se quedaba en la rememoranza pura, en la horizontal evocación. Ahora con la propuesta diaria en la red, se consolida todo. En una felicidad mutua.
Luis González Ruisanchez


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Hola Encuentro:

Ayer leí un artículo en la revista, "Nueva función del Teatro Bufo" escrito por Ramón Chávez, y me parece que se trata de un amigo de la universidad, con quien estudie Derecho en la UH de 1988 a 1993. Agradecería muchísimo que nos pusieran en contacto. Imagino que esta no es la primera vez que algo así sucede con tanto cubano desperdigado por ahí...

Aprovecho para decirles que continúo leyendo la revista a diario (es más, la extraño los fines de semana) y he corrido la voz. Como uno de nuestros ciclones, ha ido ganando en organización e intensidad... ENHORABUENA!!!!!

Los saluda atentamente,
Ambar Díaz


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Hola amigos:

Antes que nada deseo hacerles llegar mis felicitaciones por esta Navidad y el Nuevo Milenio que se nos avecina, desearles éxitos a todos y que Encuentro siga existiendo por mucho tiempo.

Quiero hacer una pequeña reflexión y responder una carta que fue publicada en la edición digital del diario Granma del día 23 de diciembre de 2000 y cuyo titular era La otra cara del dólar.

Aqui les va:

Estimada Magda:

Yo tampoco sé quien es usted, ni donde vive, aunque imagino que será en Miami, no tengo la menor idea de qué trámites tiene que seguir para ser repatriada, pero tampoco sé si en realidad existe. De todas formas sea quien sea y si es o no realidad, yo también tengo algo que contarle.

Hace tres años que estoy fuera de mi país, no importa donde, eso no viene al caso, así que como usted soy un emigrante. Estoy de acuerdo con usted en que uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde, pero también depende de lo que pierdas y a veces es preferible perder ciertas cosas porque sabemos bien que lo que tenemos no es lo mejor.

Nunca he creído que los cubanos del "lado de allá", como usted les llama, fuesen patriotas o héroes, pero sí quizás víctimas de un régimen al cual se han opuesto desde hace casi 40 años, aunque hay de todo en la viña del Señor. Muchos de esos cubanos del "otro lado" que hacen política contra el sistema de Fidel Castro tienen en gran parte la culpa de que el Comandante siga hoy en día invicto y no creo que esos sean tan víctimas del sistema, que les ha ayudado a hacer carrera política y a llenar sus bolsillos de la verde esperanza del dólar, sin el cual no serian hoy más que unos cubanos del montón que se vieron obligados a dejar su país para poder vivir modestamente como hubiesen querido hacerlo en su propia tierra.

Yo, al igual que usted no conocía el capitalismo más que por las clases de filosofía marxista que recibí en la universidad, pero a decir verdad, ahora que lo pienso, tampoco conocí el socialismo que estudié en esos mismos libros, al menos la teoría del capitalismo llega a ser cierta, pero el socialismo sigue siendo una gran utopía, un sueño muy bonito que ojalá algún día se haga realidad.

No estoy de acuerdo con el capitalismo, jamás lo he estado, y ahora que lo vivo, menos coincido con éste. Mi postura política siempre ha sido la que aboga por los ideales justos llámese de cualquier forma, en eso también estamos de acuerdo y no es menos cierto lo que ahora cito con sus propias palabras de que en una sociedad capitalista no vale nada quien nada tiene y que para tener aquello más indispensable tenemos que someternos a la explotación y a la humillación de saber que por un mendrugo se contribuye día a día a que los multimillonarios monopolistas aplasten a la clase media y al proletariado. Todo eso que usted dice está muy bien, pero yo le pregunto, ¿ Acaso no es eso muy similar a lo que ocurre hoy día en Cuba?, pero con la abismal diferencia de que la clase obrera cubana al estar sometida a semejantes multimillonarios monopolistas y lo que es aun peor, apoyados por el propio Estado, no puede percibir ese mendrugo de lo indispensable para poder vivir, cosa esta que es mucho mas humillante tratándose de una régimen social que siempre ha proclamado los ideales del marxismo-leninismo y la igualdad de todos en una revolución concebida por los humildes y para los humildes, donde hoy los primeros humildes ya no lo son y se han olvidado de los segundos para los cuales fue hecha esa revolución que hoy más que nada los tiene humillados. Así que amiga Magda o como quiera que se llame o quien quiera que sea, le aconsejo que si está convencida y avergonzada de lo que dice haber sido un error y ahora desea regresar a Cuba, vaya guardando unos cuantos dólares para su regreso si no quiere formar parte de las filas de ese proletariado sometido al monopolio nacional-extranjero. O de lo contrario, pídale de favor a sus hijas y ex marido que se quedan del otro lado que siempre la tengan presente y de vez en cuando le envíen su remesa, que al fin y al cabo esta contribuyendo a enriquecer a los monopolistas de la Isla.

Que le vaya bien con su socialismo y que ojalá no tenga que volver a renegar de él.

Buena Suerte,
Pepe


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Aplausos por vuestra iniciativa. Me satisface y no solamente les deseo suerte, sino que colaborare en la medida de mis aptitudes, con ese esfuerzo. Deseo de todo corazón que Cuba sea una, mas grande, mas segura, mas unida, porque ya nuestros corazones no dan mas.

Liliana Rodríguez
desde Venezuela


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

A quien pueda interesar:

Encuentro muy interesante y de profesionalismo su redacción y publicación de este medio de comunicación tan necesario. Sin embargo, y me refiero al autor/a de La Chistera, para poder seguir ofreciendo la misma calidad de profesionalismo se debe revisar lo publicado y entiendo que así se hace. Leyendo la sección La Chistera, vi chistes de muy mal gusto y que alimentan sin fundamento o con conocimiento de calle el famoso estereotipo de nosotros los Latinos.

Me da tremenda tristeza que nuestra imagen se tergiverse por unos pocos que tienen acceso a la escritura y a las publicaciones de muy mal gusto. En la Seccion La Chistera acabo de leer — ¿por qué Dios es puertorriqueño? y me quedé sorprendida. El juicio mal percibido de que la mujer puertorriqueña no sabe quien es el padre de su hijo. Tengamos mucho cuidado, es peligroso y es dañino, además de inescrupuloso, hacer esta clase de señalamientos. No solo alos puertorriqueños sino a todos los gentilicios en su chistesito mediocre.

Siento que seamos nosotros los que usemos el prejuicio y la discriminación entre nosotros mismos. No podemos exigir respeto si no respetamos. Y disculpenlos que crean o traten de hacer creer que esto es cosa de sentido del humor.

Con respeto,
Maritza Ledee


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Los felicito por la Encuentro electrónica, que me parece excelente en sus primeros números. Un paso importante en esta lucha por "descatronizarnos".

Un abrazo,
Alejandro


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Quisiera responder al incisivo artículo de Marifeli Pérez-Stable comparando los rumbos políticos y económicos tomados por Vietnam y Cuba en la década de los 90. Es cierto, desde luego, que a comienzos de la década Cuba perdió la oportunidad de implementar reformas económicas como las que por lo visto han fortalecido la economía vietnamita. No resulta sorprendente, sin embargo, que el dictador cubano haya resistido tales cambios. Tal vez resulte más sorprendente que el vecino capitalista, empeñado en ver su sistema económico vigente en todo el mundo, haya desaprovechado la vulnerabilidad del gobierno socialista al no impulsar una transición económica y política levantando su embargo contra la isla. Para los cubanos en la isla y en el exilio, la visita del presidente Clinton a Vietnam podría resaltar tanto la inconsistencia y falta de imaginación que caracterizan la política estadounidense hacia Cuba como el estancamiento de la economía cubana desde la caída de la Unión Soviética.

Añadiría que los cubanos en los Estados Unidos tienen mucho más influencia sobre la política exterior del país adoptivo que la que los cubanos de la isla tienen sobre el régimen castrista. Por lo tanto, mientras reine Castro, la tarea de promover las condiciones internacionales que propicien una transición pacífica hacia la democracia (y seguramente hacia el capitalismo) les corresponde a los exiliados.

Atentamente,
James Buckwalter-Arias
Walla Walla, Washington


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Estimados señores:

Les escribo en primer lugar, para felicitarlos por su nuevo diario o sitio en la WEB sobre asuntos cubanos. Era una necesidad largo tiempo esperada por muchos exiliados deseosos de mantener un contacto con sus raíces y su cultura.

Además, quisiera que transmitieran mi dirección email al autor de uno de sus artículos, el Sr. Rafael Saumell, un viejo amigo que conocí en Tapaste en1971, mientras cumplía una "condena" a trabajos forzados como peón de albañil por haber expresado en un pasillo de la Universidad de La Habana una opinión adversa a la invasión de la URSS a Checoslovaquia, en 1968. Sería muy agradable ponerme de nuevo en contacto con él.

Muchas gracias y saludos desde México,
Lic. Alfredo Zayas Cañedo


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Compatriotas:

Felicidades desde Jamaica, 90 millas al sur. Siempre serán leídos

"Sin patria, pero sin amo"
Irina & Ruben
Kingston


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Estimados compatriotas me siento muy satisfecho con la página dedicada a Cuba y los cubanos que vivimos fuera de ella, también para los de adentro, aunque por obvias razones no tendrán acceso a ella.

Yo quisiera saber si ustedes piensan recoger opiniones de los usuarios porque yo tengo interés en enviarles algunas ideas escritas. Es una necesidad.

Un abrazo y éxitos,
Marcos


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Ante todo una felicitación cordial por la publicación de esta variante informativa. Resido en Miami desde hace 5 anos y es de grato placer tener a mano esta opción. Definitivamente, Cuba es mucho más que exilio y sufrimiento o prisión y enclaustramiento. Cuba es también sueños, deseos, aspiraciones. Y lo que pudiera pasar o no, es, definitivamente, una responsabilidad compartida entre todos.

Tengan en mi un fiel lector de esta revista y les deseo el mayor éxito del mundo.
Carlos.
Miami.Florida


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Hola amigos:

Quiero felicitarlos por la idea tan genial de crear un cibermagazine cultural que nos permita a los cubanos que estamos fuera de la Isla expresarnos libremente. Gracias a una amiga cubana que es una experimentada cibernauta supe de la existencia de esta revista. Los artículos que he leído hasta ahora me parecen muy buenos sobre todo el de la carta al indio Hatuey de Ramón Fernández.

Aunque no soy periodista, si me gusta escribir y alguna que otra vez he hecho alguna cosa. Quisiera saber como debo hacer para que algunos de mis comentarios les lleguen a la Redacción.

Un fuerte abrazo
Pepe.


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Estimado Sr. Director:

Enhorabuena por la revista. Soy suscriptor de la revista Encuentro en papel y ahora de la cibernética. Los artículos me parecen muy interesantes, y creo que poco a poco deben ir mejorando aún más. Me ha gustado especialmente el de "La ciudad interior" de Amir Valle. Les rogaría me dijeran si tiene publicado algún libro, y donde conseguirle. Y si no, cómo ponerme en contacto con él.

A propósito echo de menos una sección sobre compra de libros, revistas u otro material sobre Cuba.

Les mando mis mayores saludos desde Madrid, España.
Josema


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

A veces me da la impresión de que en Cubaencuentro se hacen comentarios adversos al régimen pero que no es más que una cobertura para mostrar la apertura hacia una participación más activa de opiniones o argumentos adversos. Algo así como hacer que dice el enemigo, que ya dejó de ser el Imperialista Norteamericano para ser la comunidad cubana residente en Miami, de primera mano.

No importa, todo tiene su inicio, un desarrollo y un fin, como nos enseñara la Revolución Cubana con su dialéctica marxista.

Saludos cordiales,
José García
Miami


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Felicidades. Ramón Fernández Larrea es uno de los intelectuales más completos del último cuarto de siglo cubano. Tiene toda la versatilidad, ingenio y dominio de la lengua. Y por si fuera poco, hasta con los defectos que necesitan los grandes hombres. Me da un gustazo enorme leerlo tan vivo, tan dueño de lo que dice, tan poeta como siempre. Ojalá me puedan contactar con él. Ha sido un precioso comienzo, todos dan ganas de ser leídos, pero sospecho que faltan nombres. Hay uno al menos en Bogotá quepueden rescatar, Alberto Rodríguez Tosca.

Exitos.

Rafael Pinto, Veracruz


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

GRACIAS!GRACIAS!GRACIAS!POR LA CULTURA, POR LA INTELIGENCIA, POR EL HUMOR, POR CUBA.

Daniel García


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Amigos: Hoy 4 de diciembre nace esta pagina electrónica, y hoy es el día de la Santa Barbara. Rezo a Chango por la bandera cubana y por el éxito de uds.

Estoy seguro que uds ayudaran a conocernos y que se nos conozca más y mejor en el mundo entero.

Será gran encuentro y un duro golpe a los que desean nuestra desunión!

Roberto


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Soy español, residente en Cuba con esposa e hijo cubano. Lo que creo que me da algún derecho a opinar sobre el país.

Me encanta la idea de este nuevo lugar, y con énfasis, deseo que sea un lugar democrático donde los cubanos y casi cubanos podamos expresar libremente nuestros puntos de vista y opinión sobre lo que en la Isla sucede.

He iniciado la lectura de este Ciberperiódico y desgraciadamente encuentro en algunos artículos "mala leche" hacia la Isla, no creo que ese sea el camino si se quiere el reconocimiento de las personas que queremos vivir en democracia.

Leo el artículo sobre la enseñanza en Cuba y debo reconocer, que desgraciadamente, las cosas son bastante así, no obstante lo encuentro con falta de exactitud cuando da los datos de los estudiantes y los porcentajes. ¿Qué tiempo lleva la escritora fuera del País que desconoce que la tasa de muchachos jóvenes está bajando ostensiblemente? Que le cuesta dar la tabla de las edad de la población cubana y así poder hablar con exactitud? Creo sinceramente que es un artículo manipulador y que así no se puede iniciar un periódico democrático.

Muchos éxitos en su andadura

Cordialmente
Manuel Guerra


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Come inizio non c'è male, finalmente un sito serio fatto da persone serie, speriamo che presto sia completo!

Saludos y felicidades
Giuseppe Micale


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Desde París, donde me he deleitado leyendo el primer número de la versión electrónica, quiero felicitaros una vez más por la profundidad y el rigor intelectual de vuestro trabajo. Tanto en formato de papel como en edición virtual, Encuentro... es referencia obligada de la cultura cubana de hoy y estímulo constante para la del porvenir. De ahí que güelfos y gibelinos aborrezcan la revista. Pero la irritación que causa a unos y otros es la prueba más cabal de su acierto.

Con mi más cordial enhorabuena,
Miguel Sales Figueroa


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Caros Srs.

Saudações

Gostaria de obter informações sobre o regulamento do encontro.

Obrigado
André Mingas


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Hola Cubaencuentro:

Me gustaría hacer una proposición. Creo que sería muy productivo hacer algún tipo de encuentro internacional entre los cubanos que vivimos en el exterior y que tenemos interés en un cambio pacífico en nuestra isla hacia la democracia. Pienso que debemos unirnos y plantearnos una política de acción común que nos beneficie a todos, los cubanos de afuera y los de adentro. Ningún cubano desearía ver a su patria o familiares envueltos en una guerra civil, que al final solamente llevará a la muerte de muchos de los nuestros.

Pensemos en esta idea y llevemos a la práctica algo que valga la pena.

Nosotros tenemos el deber como cubanos de llevar nuestro país hacia delante, hacia una sociedad más libre y organizada. De nosotros depende el futuro de Cuba, de los de afuera y los de adentro.

Gracias,
Su lector


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Desde la ciudad de Orlando, en La Florida, USA, les envío un caluroso saludo y doy un gran VIVA CUBA LIBRE a esa iniciativa.

Dr. Arturo López Llorens, Jr.


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Bienvenidos, estaré esperando su apertura y deseo que sea para bien de la comunidad. Por favor, no se permitan caer en la tentación de escribir sólo lo que un grupo desea leer, mantengan la imparcialidad periodística y verán como el reconocimiento de nosotros, los cubanos, será el fruto de sus esfuerzos.

Bienvenidos sean,
Michael Randin


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Que manera más inútil de pelear contra Cuba. Lo que tienen que hacer es tener huevos y pelear aquí.

Un Comunista


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Se hacía necesaria. Muchos éxitos y que el Reencuentro sea muy pronto.

Cariños,
Mayito


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Ya era hora. Saludos desde el Polo Norte.

Oscar Alvarez


Imprimir Imprimir Enviar Enviar

Acabo de venir de una tertulia literaria aquí en Bilbao, ciudad donde resido hace seis años y me he llevado la grata sorpresa de que va a existir este sitio para comunicarnos.

Soy un poeta de Santiago de Cuba que fui miembro de la Asociación Hermanos Saíz en Santiago de Cuba. Por lo que he podido ver en la revista, existen algunos colaboradores cuyos nombres me resultan conocidos y me hace mucha ilusión empezar a compartir con todos esta nueva vía de reencontrarnos y sentirnos un poco más cerca los unos de los otros.

Suerte y que salga todo. Esperaré con ansias el 4 de diciembre.

Héctor Hernández Echevarría


Imprimir Imprimir Enviar Enviar
NOTICIERO
SOCIEDAD
ECONOMÍA
CULTURA
INTERNACIONAL
DEPORTE
MÚSICA
OPINIÓN
DESDE...
ENLACES
Chat
COLUMNISTAS
Cartas
BUSCADOR
Galeria
Galería
EDICIONES
» Actual
« Anterior
» Siguiente
Seleccionar
D:  
M:  
A:  
   
Pionero por el comunismo
 
 
PORTADA ACTUAL NOSOTROS CONTACTO DERECHOS SUBIR
 
© 1996-2003 Asoc. Encuentro de la Cultura Cubana.